Viaje a la Luna de Cyrano de Bergerac

La obra Viaje a la Luna de Cyrano de Bergerac es uno de los más notables libros de ciencia ficción que se hayan escrito jamás, además de ser uno de los pioneros en ese estilo literario. Influenciado por el racionalismo de su época, el autor nos describe un mundo fantástico donde todo parece estar creado al revés que en la tierra.

Portada del libroEdmond Rostand debe estar en este momento siendo ahorcado por Cyrano de Bergerac en donde se encuentren ambos. El punto por el que sucede esto es como tomó Rostand al personaje de su libro donde Cyrano es en realidad un hombre romántico y no hay nada más erróneo que eso.

Por el contrario Cyrano de Bergerac era libertino, fantasioso y muy arrogante y para ello traemos hoy una de sus obras más importantes, Viaje a la Luna (también traducida bajo títulos como “El otro Mundo” o “Historia Cómica”) el que pueden descargar desde este sitio el libro gratis Viaje a la Luna, sin necesidad de registro pero sí con muchas ganas de reírse desenfrenadamente por unas cuantas horas por día, hasta finalizar su lectura.

Lo cierto es que en este libro podremos adentrarnos en uno de los primeros libros de ciencia a ficción de la historia, donde se narra el viaje que realiza el propio Cyrano a la luna. Si me permiten la comparación, esta obra se nota que es una de las máximas fuentes de inspiración de Ray Bradbury al escribir sus famosas Crónicas Marcianas ya que varios paralelismos se ubican en torno a ambas.


Por un lado la aparición de seres muy similares a nosotros, pero con costumbres totalmente diferentes e incluso chocantes para cualquier ser humano. En el caso de Bradbury recordemos que eran todas las personas de nuestro entorno ya fallecidas, que en teoría habían llegado a Marte, tierra donde se representaría el paraíso, o al menos eso les hicieron creer a los astronautas. Nada más equivocado, pero el punto aquí no es esta obra sino Viaje a La Luna.

Cyrano en la LunaY retornando a Cyrano de Bergerac, al arribar al satélite terrícola hace una descripción completa de los seres que allí se encuentra, pero un detalle que suele pasar desapercibido para todos es su nariz. Todos aquellos seres que deberían ser humanos poseen una prolongada nariz, dejando en claro aquí el complejo que poseía el autor por la suya propia.

Sabido es que poseía una nariz considerable y aquí no puedo evitar la comparación y mencionar a Quevedo con su célebre sátira “A un hombre de gran nariz“, dedicada a su rival en poesía Góngora en el tan maravilloso Siglo de Oro español, y prometo transcribir en un próximo post este célebre poema, muy breve por cierto.

Dejando la nostalgia y las comparaciones, Cyrano de Bergerac al llegar a la Luna se encuentra conque los animales caminan en dos patas y en un principio todos los lunáticos lo confunden con un avestruz. Sigue describiendo el panorama y aprecia que los humanos (o que al menos deberían serlo) caminan en cuatro patas en una forma de castigo por depender de los cuadrúpedos en la Tierra, entre otras cosas por alimentarnos de ellos.

Otras características un tanto alocadas que se pueden desgranar de esto es el cambio de moneda. Una persona se presenta en la llamada Casa de Moneda y allí deja sus versos, si tal como lo leen. Un jurado de críticos literarios analizará los mismos y los cotizará según su calidad. Me imagino que a esta altura más de uno estaría deseando vivir allí…

Cyrano de Bergerac confunde todo en esta maravillosa ficción, desde el dinero hasta la propia sexualidad y por supuesto todas las costumbres de una civilización. Por ejemplo, se alimentan de vapores, y así como es común que nosotros nos higienicemos las manos antes de comer, ellos se desnudan, para que así el vapor penetre con más intensidad por todo su cuerpo.

Un detalle que agrega el autor al cuento es el asombro que le causa un aborigen completamente desnudo con un pene “enorme“. Lo tiene ceñido a la cintura cual si de espada se tratara y camina libremente y orgulloso por toda la Luna. Le explican que es un símbolo de nobleza como el arma mencionada lo es en la Tierra. Al mismo tiempo todos se compadecen de Cyrano que está vestido, escondiendo sus genitales.

El motivo por el cual se compadecen es porque decide esconder sus partes íntimas que son las encargadas de dar la vida y critican a los terrícolas en general que prefieren lucir un instrumento para dar muerte, como es la espada y más en esa época donde la nobleza aún la llevaba consigo. Y mejor no hablar de esa era donde las bombas atómicas no nos calzan en la cintura sino…

De esto se trata la obra, una sátira a como debería ser todo en la Luna, donde la presenta como “el mundo del revés” y todo lo que aquí en la Tierra está bien o son costumbres, allí son todo lo contrario. Y otra vez se me viene a la cabeza la nariz, donde en el sentido estético del ser humano no queda muy bien que digamos pero que allí en la luna se siente entre pares.

Cyrano de BergeracAsí es toda la obra y sobre todo debemos prestarle gran atención al mecanismo que utilizan para viajar al satélite, donde nos presenta al mismo tiempo una pequeña corrección al sistema de Copérnico, lógicamente viéndolo desde el punto de vista científico.

Y esto es Cyrano de Bergerac, un hombre muy culto y aprovecha la oportunidad para describir cientos de aspectos de sus contemporáneos racionales, por ser el siglo XVII el del racionalismo. Aparecen las influencias de Descartes y de Blas Pascal. Donde del primero toma el famoso Discurso del Método y pregona allí la corriente libertina de ese siglo.

Una oba imperdible, donde no sólo aprenderemos un poco más sobre esa etapa histórica muy importante donde la razón cobra mayor fuerza, sino que nos divertiremos y sobre todo nos reiremos verdaderamente con todo el ideal que logró imaginar Cyrano de Bergerac en su Viaje a la Luna, en uno de los mejores libros de ciencia a ficción que se pueden encontrar y sobre todo, en donde nos queda clara la idea que la imaginación del ser humano puede llegar a no tener límites y es una de las más hermosas herramientas con la que contamos.

Imagen portada: Ciencia Ficción
Imagen Cyrano en la Luna: ArtMechanic en Wikipedia
Imagen Cyrano de Bergerac: Phrood en Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...