Vitalidad contra represión en Noche de Epifanía, de William Shakespeare

La comedia ‘Noche de Epifanía’, de William Shakespeare, retoma el tópico del amor mezclado con el deseo sexual propio del teatro del Medioevo, para introducir complicaciones a la trama como el tema del disfraz y el juego de las identidades, junto a una revaloración de los instintos como ampliación del ideal de la vida del hombre, noción que se impone a la austeridad y represión del puritano Malvolio.

Las obras de Shakespeare, un lujo en cualquier biblioteca

Las obras de Shakespeare, un lujo en cualquier biblioteca

En la vieja comedia, anterior a Shakespeare, el amor iba ligado al sexo, pues estar enamorado implicaba estar necesitado sexualmente de alguien, la orientación de estas obras era ilustrar la acción de las fuerzas de la naturaleza, del instinto, las fuerzas animales. En ‘Noche de Epifanía’ se impone el amor de las parejas jóvenes a raíz de un conflicto de identidades generado por el disfraz de Viola, hermana de Sebastián, mellizos de hermosura cautivante casando a Olivia y Sebastián, Orsino y Viola, María y Sir Tobías.

Sir Tobías es un hombre de apetito voraz, aficionado a los pasteles y la cerveza, mientras el opuesto radical es Malvolio, un puritano que se niega toda posibilidad de placer, el come pan y solo lo necesario, odia la bulla y los actos crueles como la carnada del oso, una lid de un oso encadenado contra perros hambrientos. El espacio de la obra es Iliria, y el pensamiento de los protagonistas el de la Inglaterra renacentista. Olivia lucha contra la naturaleza porque se impone un luto de 7 años por la muerte de su hermano, rechazando a varios hombres, entre ellos Orsino.

El orden llega con el buen curso de los instintos
El disfraz en los personajes les permite asumir características de otra persona, esto les aprovecha mientras van solucionando sus conflictos internos. Como Olivia se enamora de Cesáreo, quien es Viola disfrazada, su amor entendido como pasión permite re direccionar su Eros hacia Sebastián, parecido en belleza a su hermana. Sebastián y Viola se enamoran a primera vista de sus respectivas parejas, mientras que Orsino no, aunque él lo crea, pues en verdad sólo está desesperado por estar enamorado.

Malvolio es castigado por estar siempre fastidiando, pero para él no hay justicia poética, porque esta es proporcional a la falta y el termina humillado, no es reivindicado, además de ser víctima de una broma pesada en que el bufón Feste disfrazado de sacerdote le fuerza a hacer cosas que no hacen los puritanos. Viola disfrazada de hombre busca protección al buscar trabajo en la casa de Orsino, pero al final se impone el amor como un contagio de todos los personajes a fin de solucionar el final de la comedia.

Los personajes de esta obra van a orientar el curso de su Eros hacia un amor definitivo, a raíz del problema de identidades que surge por el disfraz de Viola. El gozo se impone a la actitud represora del puritano Malvolio, dispuesto a aguarles la fiesta a todos para imponer su modo de pensar. Esta comedia ilustra también la difusión de las ideas humanistas que se basaban en una concepción más amplia de la libertad del ser humano.

Podéis leer la obra aquí

Foto: Obras de Shakespeare por RachelH en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...