Cinco cosas que quizá no sabías sobre ‘El principito’

Cuestiones como ¿en quién se basó Saint-Exupéry para su protagonista? o ¿quién es el autor de las ilustraciones que acompañan a la obra?


principito

Considerada un clásico de las Letras Universales, ‘El principito’ fue la mejor obra del francés Antoine de Saint-Exupéry (Lyon, 1900-1944). De hecho, todas sus restantes creaciones -‘El aviador’, ‘Correo del sur’ o ‘Vuelo nocturno’, todas ellas inspiradas en su experiencia como piloto- han caído en cierto olvido. Sin embargo, la historia del pequeño príncipe continúa reeditándose y, más aún, rodándose películas sobre ella. La última, de animación en 3-D y regida por Mark Osborne, acaba de estrenarse en nuestro país. Por todo ello, aprovechamos para contaros cinco curiosidades sobre la novela que quizá no sabías.

  1. El aviador de ‘El principito’ era el propio Saint-Exupéry: fanático de volar desde niño, el autor se hizo piloto comercial y, más tarde, de guerra. Durante un vuelo a África, su aparato encalló en la arena, algo parecido a lo que le sucedió al personaje, quien terminó en el Sáhara por una avería.
  2. El principito estaba inspirado en Pierre Sundreau: según afirmó Nelly de Vögué, viuda del escritor, éste se inspiró para su protagonista en un niño de 12 años llamado así. Era un ávido lector muy maduro para su edad y envió una carta a Saint-Exupéry porque le había gustado mucho ‘Vuelo nocturno’. Ambos se conocieron y el ya famoso autor apadrinó al muchacho, a quien llamaba «le petit Pierre». Por cierto, éste sería un destacado político tras la Segunda Guerra Mundial.
  3. También otros personajes se basan en la realidad: otros actantes de ‘El principito’ tienen su origen en personas que conoció el escritor. Así, se dice que el Hombre de negocios se inspira en Marcel Bouilloux-Lafont, empresario que adquirió la línea aérea Toulouse-San Luis para crear Aéropostale. Igualmente, el Farolero se basa en un hombre que Saint-Exupéry conoció durante una estancia en Saint-Maurice-de-Rémens. Incluso el zorro de la novela es una referencia a un fénec que el autor domesticó mientras permaneció destinado en Cabo Juny.
  4. Las ilustraciones que acompañan a la obra fueron hechas por el mismo Saint-Exupéry: a pesar de que se consideraba un pésimo dibujante, lo fue toda su vida. Para ‘El principito’ no obstante encargó los dibujos al pintor Bernard Lamotte pero los bocetos de éste le parecieron excesivamente oscuros y realistas. Así que él mismo realizó las ilustraciones con un estilo mucho más «naif».
  5. ‘El principito’ cuenta con un capítulo inédito: en la Morgan Library and Museum (Nueva York), se conserva el manuscruto original de la obra. Y en él puede encontrarse un capítulo inédito. En éste, cuenta cómo el principito se tropieza con un crucigramista que busca ansiosamente una palabra. En fin, estas curiosidades y otras muchas pueden encontrarse en el libro titulado ‘El principito. Enciclopedia ilustrada’, del periodista francés Christophe Quillien y publicado en España por Lunwerg Editores.

Vía: ‘El Español’.

Foto: Rodrigo Fernández en Wikimedia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...