‘Ciudades de papel’, de John Green

El autor de ‘Bajo la misma estrella’ nos ofrece otra novela juvenil llena de aventura, romanticismo y humor.

Rascacielo Singapur

En lo que respecta a la narrativa juvenil, casi todos los años hay varios fenómenos editoriales. Durante un tiempo fueron las historias románticas de vampiros y otras criaturas de la noche como la saga ‘Crepúsculo’ de Stephenie Meyer o ‘Cazadores de sombras’ de Cassandra Clare. Pero últimamente la estrella de este género parece haber decaído un poco. Y nunca más apropiada la utilización de esta frase hecha porque ha sido una novela titulada con este sustantivo una de las responsables del cambio en los gustos juveniles.

Se trata de ‘Bajo la misma estrella’, del norteamericano John Green (Indianápolis, 1977), que, si bien no era la primera que publicaba, se ha convertido en súper-ventas en todo el mundo e incluso ha sido llevada al cine por el director Josh Boone.

En ella, narra la aventura de Hazel y Gus, dos muchachos gravemente enfermos que viajan hasta Ámsterdam para conocer al ídolo de uno de ellos, quien no es otro que un malhumorado escritor. Anteriormente, Green había escrito tres novelas: ‘Buscando a Alaska’, Premio Michael L. Printz a la Mejor Novela Juvenil del 2006 y que narra las andanzas de Miles en un internado, con enamoramiento incluido; ‘Una abundancia de Katherines’, protagonizada por Colin Singleton, un muchacho obsesionado por las chicas así llamadas, y ‘Ciudades de papel’, que ahora publica en España Nube de Tinta, sello del grupo Penguin Random House, y en la que de nuevo nos hallamos ante un joven fascinado por una muchacha.

En ‘Ciudades de papel’, son Quentin Jacobsen y Margo Roth Spiegelman, una vecina de su misma edad de la que fue amigo durante la infancia pero que hace años no le dirige la palabra. Sin embargo, una noche ocurre un suceso extraordinario: Margo se presenta en su casa vestida de ninja y le pide que la acompañe para ejecutar un plan de venganza. Tras esa extraña noche que parece reavivar su relación, la joven desaparece.

No obstante, ha dejado una serie de pistas sin duda voluntariamente, ya que sólo Quentin es capaz de seguirlas. La novela tiene todos los ingredientes para ser un éxito: un protagonista joven, tímido y enamorado platónicamente, aventura, intriga, misterio y sus buenas dosis de humor. De hecho, ya ha obtenido el prestigioso Premio Edgar. Sin embargo, cojea en cuanto a calidad literaria pues su estilo es excesivamente simple. En cualquier caso, se trata de un libro ameno que conectará muy bien con los lectores más jóvenes.

Vía: ‘Culturamás’.

Foto: Martin Abegglen.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...