Cómo serán las bibliotecas después del coronavirus

El papel es una vía de contagio

Cómo serán las bibliotecas después del coronavirus

La crisis del coronavirus ha cambiado por completo nuestra forma de vivir y de relacionarnos con los demás. La «nueva normalidad» será muy diferente a la vida que conocíamos hace un par de meses, y tendremos que acostumbrarnos a un nuevo escenario. Para los amantes de la lectura, es interesante destacar que varios estudios han demostrado que el coronavirus puede sobrevivir desde una hora hasta cinco días sobre el papel. Teniendo esto en cuenta, las bibliotecas están preparando un protocolo para garantizar la seguridad tanto de los empleados como de los usuarios en el momento de su apertura.

Una de las novedades más señaladas es que los libros prestados que devuelvan los usuarios entrarán en una especie de cuarentena. Se crearán por lo tanto salas de aislamiento donde los libros pasarán entre cinco y siete días, antes de ser expuestos de nuevo. Es la mejor forma de evitar que los libros se conviertan en una vía de contagio del coronavirus.

Cuando los usuarios devuelvan un libro el protocolo a seguir será el siguiente. En primer lugar, los empleados de la biblioteca procederán a introducir el ejemplar en una bolsa de plástico con doble autocierre. A continuación, limpiarán la bolsa con una mezcla de agua y lejía, asegurándose de que no se filtra líquido al interior. Y, por último, depositarán el libro en la zona de aislamiento.

Por supuesto, será cada comunidad autónoma y cada Ayuntamiento los que decidan las medidas a implementar en las bibliotecas. Aún así, hay algunas recomendaciones generales que se aplicarán en todas. Muchas bibliotecas están valorando la instalación de máquinas de ozono después de que varios estudios demuestren la gran capacidad que tiene el ozono para desinfectar espacios tanto abiertos como cerrados. Sin embargo, hay que comprobar si esta tecnología podría afectar de alguna manera al papel y a la tinta de los libros.

Estas son las principales novedades que se darán con la apertura de las bibliotecas después de la crisis del coronavirus. Algunos expertos indican que lo recomendable sería que los usuarios leyeran los libros con unos guantes desechables, de látex o de nitrilo.

También hay quienes aconsejan que durante unos meses se apueste por los libros en formato electrónico para evitar cualquier tipo de riesgo de contagio. Aún así, son muchas que siguen apostando por el papel para disfrutar de su novela favorita, así que en este caso es importante seguir las recomendaciones de los expertos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 4,00 de 5)
4 5 1
Loading ... Loading ...