Desvelando a Jack el Destripador

El escritor británico Russell Edwards publica ‘Naming Jack the Ripper’ donde muestra la verdadera identidad del famoso criminal, según él, “con toda certeza”.

Ilustracion Jack El destripador

El día 31 de agosto de 1888 Scotland Yard recibió aviso de que el cuerpo de una mujer había sido encontrado sin vida en las calles de Whitechapel. Poco podían imaginarse los policías que se encargaron de levantar el cadáver que se encontraban ante el inicio del caso criminal más célebre de la Historia o, dicho de otra forma, ante el primer ataque del más popular asesino en serie de todos los tiempos: Jack el Destripador.

Tras Mary Ann Nichols (así se llamaba) vendrían -según la teoría oficial- cuatro víctimas más. Sin embargo y pese a que se buscó al criminal casa por casa, nunca se logró desvelar la identidad de éste. En gran medida, ello ha contribuido a aumentar el misterio y el interés de la posteridad por aclararlo.

Desde entonces, han corrido ríos de tinta sobre Jack el Destripador y sus crímenes. Se han escrito novelas (la más popular quizá haya sido ‘The Lodger’, de Marie Belloc Lowndes), se han hecho películas y, sobre todo, se han publicado libros que aseguraban probar quién era realmente aquel asesino con mano de cirujano (todos los años aparece, al menos, uno). Larguísimo en consecuencia sería citar los nombres de las personas a las cuales -para su vilipendio- se ha acusado de ser “el Destripador” y algunas muy populares.

Pero, si hacemos caso al británico Russell Edwards, el misterio ha sido definitivamente aclarado. El escritor acaba de publicar ‘Naming Jack the Ripper’ donde desvela el nombre del asesino. Según él era un emigrante polaco llamado Aaron Kominski que trabajaba como peluquero en Whitechapel y que fue considerado sospechoso en su momento pero no detenido ante la falta de pruebas.

Edwards, que se define a sí mismo como “investigador de butaca”, compró en una subasta un chal que habría pertenecido a una de las víctimas –Catherine Eddowes– y se lo entregó al doctor Jari Louhelainen para que buscase restos de sangre u otros fluidos de los cuales poder extraer el ADN del criminal. Fue entonces cuando identificaron el de Kominski en una mancha de semen gracias a la donación de una familiar de éste. Con ello, Edwards asegura haber desentrañado el misterio de Jack el Destripador. Permítasenos que lo dudemos.

Vía. ‘La Razón’.

Foto: USM MS Photos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...