‘Diario de un espía’, de David R. Vidal

La vida de un agente secreto del siglo XXI narrada por un escritor que ha realizado ese trabajo durante doce años.

Coche espía 007

Aunque ahora con la cuestión de Ucrania parece volver, han pasado años desde que terminara la «Guerra Fría». Entonces descubrimos a James Bond, agente secreto con «licencia para matar» que combatía a sus colegas provenientes del otro lado del «Telón de Acero». Sin embargo, pese a que los enemigos del personaje creado por Ian Fleming ya han desaparecido, los espías siguen existiendo, bien es cierto que con menos glamour y con técnicas más modernas que aquel.

Precisamente, de contarnos cómo es el trabajo de un agente secreto actual se encarga el español David R. Vidal en ‘Diario de un espía’, libro que acaba de publicar Cúpula. Y pocas personas más apropiadas para hacerlo, pues el autor ha pertenecido durante doce años al Centro Nacional de Inteligencia.

Concretamente, empezó a trabajar para el servicio secreto de nuestro país en el año 2000 bajo el nombre ficticio de «John Osaro». En el desarrollo de su labor, ha creado una red de informadores que abarca dieciséis países, principalmente africanos, y también ha colaborado con la policía en la aclaración de algunos crímenes mediáticos. Además, fue uno de los fundadores de Global Chase, la primera academia privada de inteligencia que se creó en España. Por otra parte, no es la primera vez que se acerca al mundo de los libros, pues ya colaboró -bajo el pseudónimo de «agente Juan»– con el periodista de investigación Antonio Salas en obras como ‘El palestino’ y ‘El año en que trafiqué con mujeres’.

Ahora ha ido un paso más allá para publicar su propia experiencia en ‘Diario de un espía’, un libro al que el primer calificativo que se puede aplicar es el de «apasionante». A lo largo de sus páginas vamos enterándonos de las labores que ejerce hoy un agente secreto, tareas como investigar el tráfico ilegal de seres humanos, los grandes fraudes económicos o infiltrarse en grupos radicales. Y, como no podía ser menos, ocuparse de los delitos informáticos.

De todo ello nos brinda David R. Vidal conocidos ejemplos a los que aporta datos hasta ahora sólo manejados por los servicios de inteligencia. Además, vemos las técnicas que usa un espía de hoy, muy lejos de las que utilizaba el citado Bond. Entre ellas, la introducción de troyanos informáticos, tácticas de ingeniería social o la clásica creación de redes de confidentes. En suma, se trata como decíamos de un libro apasionante que, por vez primera, explica sin tapujos como trabaja un espía del siglo XXI.

Vía: Web oficial del autor.

Foto: Stepaganini.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...