El cerebro de mamá, Katherine Ellison

Hoy vamos a presentaros un libro muy interesante porque afirma que la maternidad hace más capaz a la mujer de asumir retos profesionales y personales. Katherine Ellison es la autora de esta obra que ha sido publicada con dos títulos diferentes: primero salió al mercado como Inteligencia Maternal y posteriormente como El cerebro de mamá. Esta preparada periodista dedicó muchos años de su vida a su profesión hasta que se embarcó en la aventura de la maternidad. Su trabajo ha merecido diversos premios, entre ellos el Pulitzer. Ahora es escritora asistente para la Universidad de Stanford y columnista mensual para la revista de la Ecological Society of America.

Inteligencia maternal o El cerebro de mamaEl libro ofrece cinco interpretaciones diferentes de “inteligencia”: perspicacia, habilidad para combatir el estrés, motivación, eficiencia e inteligencia emocional. Todas son muy importantes para que una persona sobreviva y prospere en nuestra sociedad, y todas aumentan en mayor o menor medida con la maternidad. Cada capítulo es una descripción de estudios científicos, tanto en animales como en humanos, que demuestran cómo las hormonas influyen en las madres y, con la práctica repetida, éstas mejoran su inteligencia.

Una de las situaciones a las que frecuentemente se ha enfrentado la autora es que las madres, sobre todo al principio, no creen que su inteligencia haya aumentado. Muchas de ellas tienen verdaderos problemas por la falta de horas de sueño, que es uno de los motivos por los que no tienen la mente tan despejada, pero, una vez que se recuperan, se dan cuenta de que, efectivamente han adquirido nuevas y mejores capacidades.

Katherine EllisonEn la práctica muchas mujeres deben elegir entre su profesión y su deseo de tener hijos por el miedo a que éstos les roben tiempo que deberían dedicar a su trabajo. En otros casos no es por deseo de mantener un alto ritmo de trabajo, sino por la necesidad de conservar el empleo. A pesar de las medidas para conciliar vida familiar y laboral que se están llevando a cabo en varios países europeos, aún no está bien visto por los empleadores que una mujer reduzca su jornada laboral por cuidado de hijos, lo que lleva, en muchas ocasiones, a abandonar el trabajo presionada por el jefe. Katherine Ellison declaraba en una entrevista que tiene puestas sus esperanzas en que los empresarios se den cuenta de la importancia que la familia tiene para el entorno sociolaboral del trabajador y que ello sirva para que los empleadores conserven a sus empleados aunque éstos soliciten trabajar menos horas o en jornada continuada.

En muchas ocasiones las madres que han recibido formación universitaria y han decidido posteriormente dejar de trabajar o reducir su jornada laboral para cuidar de sus hijos son mal vistas por personas de su entorno que lo consideran un “retroceso” profesional. En el libro aparecen los testimonios de mujeres que han pasado por multitud de experiencias parecidas y que pueden ayudar a las madres a reconciliarse consigo mismas y con su importantísima labor familiar. De hecho, la mayoría de madres reconoce que la maternidad les ha hecho más felices, más risueñas, más alegres y más capaces de salir adelante. A mí me ha convencido.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...