El hermanastro, Lars Saabye Christensen.

Como el propio subtítulo de la novela nos indica, esta es Una historia familiar tragicómica e inolvidable. Es la historia de la familia del pequeño Barnum Nilsen, en la que cobran especial importancia y protagonismo las mujeres de la familia, sobre todo su abuela, Boletta, y su madre, Vera, aunque sin olvidar que el coprotagonista absoluto de esta historia es, cómo no, su hermanastro Fred, el chico problemático, conflictivo, en el que Barnum busca protección, aunque ese carácter duro y enigmático de su hermanastro al final sea más bien fachada, una manera de hacer frente a sus propias carencias y complejos.

el_hermanastro.jpg

La novela arranca cronológicamente en el día de la liberación de Noruega al final de la Segunda Guerra Mundial, el 8 de mayo de 1945, con un hecho dramático para la madre de Barnum, que marcará el desarrollo de los acontecimientos posteriores, empezando por el nacimiento del propio hermanastro de Barnum. Los primeros capítulos nos describen la familia, su hogar, el fuerte carácter de la abuela Boletta… De ahí que, tras una breve introducción, la primera parte de esta obra se dedique a Las mujeres. Luego el autor nos presentará a Arnold Nilsen, el padre o padrastro de Barnum, un tipo de lo más peculiar, y nos dará detalles de su complicada infancia, de sus padres, de sus sueños, con un derroche de imaginación característico de toda la novela, especialmente cuando Lars S. Christensen se adentra en la parte sin duda más conmovedora y lograda de su libro, la que se refiere a la infancia de Barnum, y que constituye el núcleo de esta apasionante historia. Quizás sea porque a lo logrado de los personajes, a los acontecimientos trágicos y cómicos que les rodean, a la desbordante imaginación del autor, se añade la inocencia y el desvalimiento de un niño soñador, que se siente solo y débil para hacer frente a una dura realidad que trata de evitar, la realidad del mundo de los adultos. Resulta inevitable sentir simpatía y ternura hacia el pequeño protagonista de El hermanastro.
Después ese niño irá creciendo, perderá la inocencia, se convertirá en escritor, se enamorará, y conocerá y tendrá que hacer frente a ese mundo de mentiras y silencios del que trataba de huir y del que no pudo escapar a pesar de que dejara de alimentarse para intentar conseguirlo.

lars_saabye_christensen.jpg

Por si todos estos ingredientes no fueran suficientes para hacer atractiva la novela, debemos añadir que su lectura es amena, porque Lars S. Christensen consigue que esa lectura sea fluida, y que el lector tenga la sensación constante de estar navegando entre un mundo real y un mundo de ficción, con esos toques de surrealismo que consiguen dar una magia especial al relato.

Todo ello hace que se trate de una novela especial, atractiva, que ha consagrado a este autor como un escritor de éxito. Por esta obra recibió el premio Nordic de Literatura, que es el más prestigioso de las letras escandinavas. Además, ha sido traducida a más de veinticinco idiomas y se han vendido cientos de miles de ejemplares en Noruega y en otros países europeos como Alemania, Francia, Inglaterra o España.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...