El olor de los libros conquista a los amantes del papel

A continuación, te explicamos por qué se produce el peculiar olor de los libros y a qué deben su interesante característica.

¿Te gusta el olor de los libros?1

Un punto en común entre los millones de amantes de los libros es el hechizo de su olor. A muchos de ellos le ha pasado en algún momento que al entrar en una librería de segunda mano absorben cada tonalidad del aroma o esa impresión insuperable al abrir por primera vez un libro nuevo

No importa su edad, el aroma de un libro es seductor

En los libros anticuados, con el pasar de los años, la lignina y la celulosa que contienen sus  páginas empiezan a descomponerse. Es un proceso progresivo y lento que origina muchos elementos orgánicos.

Dependiendo del tipo de tinta, papel y época del libro cambia el paradigma y el monto de estos subproductos, por ello cada obra es única en su propio olor.

De manera interna en los preparados que se originan, los más reveladores son el tolueno, debido a que brindar un olor dulce, aledaño con la vanilina.

A su vez, también están integrados el benzaldehído, que posee grados similares a la almendra como el furfural, el etil-benzeno, otro componente dulce y destacándose el 2-ethilhexanol que es levemente floral.

Todas estas fragancias se armonizan y crean un fino aroma pero que no todas las personas son capaces de apreciar.

Las nuevas ediciones también poseen su encanto.

Un punto que hay que resaltar es que el proceso de degradación del papel lleva poco tiempo, por lo que distinguimos en su olor son otros productos químicos.

Esto puede causar una gran versátil, debido a que son causados por la tinta, los adhesivos, y los procesos químicos empleados para blanquear el papel.

Adhesivos más comunes están fundamentados en sustancias como el vinilo acetato etileno, en una inmensa diversidad de blanqueadores, entre otros.

En ciertos casos se utiliza el dímero de alquil ceteno para conseguir más resistencia contra la humedad. Por su parte, en o blanqueadores, el más usual es el peróxido de hidrógeno (agua oxigenada).

Es por ello que en libros nuevos el olor es más agudo, pero con el pasar de  tiempo, estos perfumes tan enérgicos se van, para dar paso a la descomposición de la lignina y la celulosa.

Cada libro tiene su propia marca química que lo hace único y ser empleada para  localizar su origen, tanto geográficamente como en los años. Debido a que las sustancias usadas en su fabricación varían con el tiempo y el lugar en donde se destinan. Inclusive, hay especialistas con la capacidad de identificar una obra por su olor.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...