El regreso de los mitos clásicos

De las relaciones que surgieron entre los dioses y los humanos surgieron los héroes, que eran personas humanas de condición divina. Pronto, los humanos perdieron el interés por los dioses y comenzaron a llamarlos Mitos. Uno de los libros que se escribieron sobre el tema se llamó “Los mitos clásicos”, que fue escrito por William Hansen.

Comienza en un lugar dónde no estaba definido ni el tiempo ni el espacio. Sólo existía una especie de vacío. No había nada que cumplir, ni limites que respetar, pero tampoco había estructuras que mantener. La nada era el caos, un sin sentido y no tenía finalidad. Y como la nada era el caos, todo lo que siguió a la nada fue el orden, ya que de no haber habido un orden se habría mantenido el caos y por lo tanto, seguiría la nada.

"Los mitos clásicos"

Y así, de golpe, se pasó del caos al orden completo, al universo. Se creó un universo ordenado en el que era todo, puesto que la nada ya no existía. Y dentro de ese universo, se dividieron tres partes: Cielo, Tierra y Tártaro y se definió que hubiera tanta distancia del Cielo a la Tierra como de la Tierra la Tártaro.

Una vez se creó el universo todo siguió su curso sin pararse, creándose así el día, la noche, el amor, el agua y las montañas, etc.… Todo quedó fijado en su lugar, todo tuvo su espacio y además se creó el Tiempo. Todo lo generado tuvo un nombre, y eso nombre fue el de dios. Los dioses se unieron y crearon otros dioses y se repartieron por el universo, haciendo un universo de dioses.

Pero los dioses tenían unas normas que no les fue fácil de cumplir. Para empezar, serían seres inmortales, no conocerían la muerte, como mucho podrían ser recluidos en el Tártaro, pero nunca desaparecerían del universo.

Serían sabios y podrían cambiar de forma. Quizá por estas ventajas acabaron enfrentándose unos contra otros. Unos dioses eran superiores a los otros y uno de ellos era el más poderoso de todos. A este dios tenían que rendirle pleitesía. Así un dios, creó figuras de arcilla similares a los dioses y así surgieron los hombres en el universo.

Los hombres también se sometieron a las reglas del universo, pero no tan permisivas como para los dioses. Se les obligó a habitar en la Tierra, necesitaban esforzarse para trabajar y tenían la obligación de honrar a los dioses.

De las relaciones que surgieron entre los dioses y los humanos surgieron los héroes, que eran personas humanas de condición divina. Pronto, los humanos perdieron el interés por los dioses y comenzaron a llamarlos Mitos. Uno de los libros que se escribieron sobre el tema se llamó “Los mitos clásicos”, que fue escrito por William Hansen.

Este libro se trata de un libro perfecto para toda aquella persona que le guste la mitología, pues además, está escrito de forma clara y sencilla.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...