El rito del amor a través de Fromm en “El arte de amar”

Todos en nuestras vidas hemos aprendido a amar con el tiempo, ya sea desde pequeños cuando nos hacemos concientes de papá y mamá, cuando posteriormente nos integramos a la familia y a continuación tomamos razón de la sociedad de la que somos parte. Las amistades como medio de interacción y entre ellos la selección a la persona a quien nos daremos íntegros para amarla.

Pero cualquiera que busque en este libro un manual para aprender a amar a esa persona cómplice de la vida, se equivoca rotundamente. Quien espere encontrar entre líneas la receta anhelada para el amor, se verá totalmente decepcionado. El arte de amar no es un manual para el amor, es más bien una precisa y muy bien pensada postura que trata de explicar los instrumentos elementales para alcanzar, conservar y desarrollar un amor verdadero.

Erich Fromm anota desde las primeras páginas que quien lea el libro no se encontrará con un conjunto de pasos mágicos para aprender a amar, Fromm da cuenta de lo dificultoso que es el amor, de las variantes y los problemas que un sentimiento tan extenso viene a presentar en la vida diaria. Revela inteligentemente las variaciones que el amor puede presentar, las precisiones e impresiones que dichas variaciones pueden causar en el comportamiento humano. El libro es, sin menor duda, una explicación sicológica de cómo el amor se convierte en el eje de la vida, para bien o para mal, según sea el caso.



Al autor podemos describirlo un poco, Erich Fromm fue psicólogo, psicoanalista y filósofo, al principio fue participe de la Escuela de Frankfurt, con quienes inició su proceso cognitivo dentro del pensamiento filosófico y hermenéutico, así hasta la década del cuarenta, tiempo en que su prolija investigación lo llevó a desencajar en el pensamiento de la Escuela, principalmente por su interpretación distinta de las investigaciones de Freud. Su propuesta era descabellada, intentaba hacer una sola disciplina del psicoanálisis y la teoría marxista. Es considerado uno de los más grandes pensadores del siglo XX.

Su pensamiento se ve claramente desarrollado en los libros que a lo largo de toda su carrera publicó, entre todos ellos, resaltan El miedo a la libertad y El corazón del hombre, dos publicaciones que resumen enérgicamente un pensamiento heterodoxo y disímil al de su antigua casa, la Escuela de Frankfurt.

Posteriormente, en la obra titulada Psicoanálisis de la sociedad contemporánea, Erich Fromm sienta las bases de su nuevo pensamiento, lo que para él se define como el psicoanálisis humanista, y que luego seguiría desarrollando en sus posteriores obras.

El arte de amar es una obra con un sentido preciso: el estudio del amor como un arte. Erich Fromm intenta visualizar la posibilidad de lograr entender al proceso del amor como una experiencia artística, y por tal, como es usual para lograr dominar cualquier arte, es necesario que quien pretenda dominar el proceso amatorio, deberá conseguir adquirir un manejo total de la parte teórica y práctica del amor. Solo así podrá el ser humano presumir de haber conquistado plenamente el arte de amar.

El arte de amar se constituye de cuatro capítulos, el primero de ellos tienta con su titulo muy sugestivo y abierto a una inmensidad de variantes y posibilidades: se hace la interrogante sobre si el amor resulta ser un arte o no. La primera parte del libro inicia explicando que el amor no es solamente una sensación basada en el placer, sino que forma parte  de todo un proceso en el que necesariamente deben intervenir experiencias desafortunadas y mucho esfuerzo por parte del ser humano.

Foto: Nodulo

Fromm advierte que el problema primordial del amor en que todos caen, es que piensan que el asunto de amar se centra finalmente en conseguir ser amado, cuando en realidad el objetivo del amor es el aprender a amar. También retrata en el primer capitulo la sensación de enamorarse por primera vez y la capacidad de mantenerse enamorado con la misma fuerza durante todo el tiempo que el sentimiento dure hacia la otra persona. Erich Fromm traduce el pensamiento erróneo del ser humano de no tener nada que aprender del amor, en que lo que inútilmente se busca es un intercambio reciproco de favores, es decir, casi un  juego comercial en el que se busca una mujer u hombre atractivo solamente. Finalmente, en la cuarta y última parte, el autor da unas recomendaciones para hacer del manual, un libro capaz de ser útil para alcanzar el arte de amar.

En el capitulo segundo el autor descarga apetitosamente su teoría sobre el amor. Es quizá, la parte  más importante de la obra, pues descascara todas las intencionalidades, los tipos y las maneras de entender al amor. Descompone racionalmente las variantes del amor según el prototipo psicológico de cada persona, desglosa románticamente la severidad y sacrificio de cada versión romántica o no del amor. Representa con asombrosa lucidez la condición sufrida del hombre anta la separatividad. Es decir, la sensación de soledad que lo lleva a buscar una pareja para liberarse de esa angustia.

Esta angustia a la separatividad lleva al hombre a crear distintas relaciones con varios entes, ya sean dioses, adoraciones o grupos sociales, todos conformados por el mismo miedo básico a la soledad. Es así como Fromm explica racionalmente distintos comportamientos del ser humano y lo enlaza perfectamente con la noción del amor. Esta noción que se desdibuja y se confunde entre varias contemplaciones de un mismo sentimiento, ya sea por el amor fraternal, por el amor materno, por el amor erótico, por el amor así mismo o por el amor a Dios. Fromm repasa intuitivamente las estaciones que el amor puede topar en el ser humano, las contrasta, las analiza y con la misma precisión de un cirujano, las despedaza para hacerlas entendibles.

En la tercera parte del libro titulada El amor y su desintegración en la sociedad contemporánea, Fromm nos habla de aquellos amores que solo lo son en apariencia, se refiere a ellos como pseudoamores o desintegración del amor. Relaciona principalmente el estado social, el reflejo del mercantilismo, una etapa económica muy marcada en el pensamiento comercial del hombre de ese tiempo, en que todo era negocio y casi todo formaba parte de un giro de intercambios.

Fromm ilustra magníficamente las diversas concepciones del amor, enfatiza la necesidad de considerar al amor como un parte y por tal, adquirir la destreza tanto en la teoría como en la práctica misma, como en todo arte, el amor es un proceso que requiere tiempo, sabiduría y mucho esfuerzo.

Foto: Paidos

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...