Elsa Punset edita su primer libro para niños

Elsa Punset se estrena en los libros para niños con ‘El león jardinero’, una fábula que habla sobre la fuerza de los efectos.

'El león jardinero', de Elsa Punset

El león jardinero‘, es la fábula que habla sobre la “fuerza de los afectos”, planteándonos si es posible que un león puede hacerse amigo de un pajarillo y confiarle su mayor secreto. Editado por Destino e ilustrado por Kim Amate, Elsa Punset se estrena como editora para niños, esos “pequeños filósofos”, como ella los llama.

Punset, que ha conseguido ser uno de los fenómenos literarios de 2012 con su libro Una mochila para el universo. 21 rutas para convivir con nuestras emociones, aporta ahora su granito de arena en el campo de la educación y la inteligencia emocional.

De esta manera, pone en manos de padres y profesores una “herramienta” con la que podrán “sentarse con los niños y poder hablar de las grandes emociones”, ya que, según la autora, no hay nada mejor para abordar “temas difíciles” que las fábulas.

«Los niños nacen llenos de afecto y pierden capacidad de afectividad y de creatividad a medida que crecen porque se les educa para protegerse y endurecerse, para olvidar que el elemento que va realmente a detonar su capacidad de superar obstáculos es el amor«, afirma. “El afecto es una capacidad extraordinaria que tiene el ser humano, que le da mucha fuerza, muchas alas”, aunque lamenta que no se enseñe a los niños a gestionar sus emociones.

La directora del Laboratorio de Aprendizaje Social y Emocional de la Universidad Camilo José Cela de Madrid, y coordinadora de un programa sobre este tema, que se ha puesto en marcha en colegios de educación primario de Madrid, Barcelona, Pontevedra y Almería, ha sostenido que «la educación emocional y afectiva es una de las grandes asignaturas pendientes”. Además explica que “cuando enseñas competencias sociales y emocionales a un niño, como llevarse mejor o centrar su atención, tiene un impacto en sus resultados académicos, que mejoran”.

Con este libro, enseña a los niños la importancia de “saber quiénes son, de ser empáticos con los demás, de ponerse en su piel y ver que aunque parezcamos diferentes somos similares, que las emociones vienen de dentro y se pueden gestionar y potenciar algunas, y que pueden ser dueños de sus vidas, no marionetas”.

Porque se trata también de dejar que los niños sueñen, soñar por ejemplo con “la magia de lo cotidiano”, por lo que su historia de El león jardinero es “tranquila”, es “la emoción de dos seres que se descubren y comprenden”.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...