‘Exploradores y viajeros por África’, la última gran aventura

Un libro que recupera textos de personajes tan conocidos como David Livingstone, Henry Morton Stanley o Richard Francis Burton.

africa

A mediados del siglo XIX, el continente africano era todavía un gran desconocido para los europeos, quienes habían creado factorías en sus costas pero sólo se habían asomado tímidamente a su interior. Por ello, fue una época de grandes exploraciones, aventuras increíbles que llevaron a algunos audaces a presenciar cosas nunca vista hasta entonces por el ojo occidental: espectaculares paisajes, animales distintos y seres humanos que vivían de otra forma.

Textos de todos estos personajes han sido recogidos ahora por Eduardo Riestra (La Coruña, 1957), director de Ediciones del Viento, en el libro ‘Exploradores y viajeros por África’. Y es que ni este sello ni la vida laboral de su responsable son comunes.

Porque Riestra trabajó en banca y seguros durante años para, un buen día, abandonarlo todo e iniciar una vida nómada. Al cansarse de ésta, decidió fundar la citada editorial pero no con el objetivo de publicar obras comerciales sino libros descatalogados o inéditos en nuestro país. Desde entonces, el catálogo de Ediciones del Viento ha ido creciendo hasta alcanzar el actual centenar de títulos.

Uno de los últimos es -como decíamos- ‘Exploradores y viajeros por África’, que reúne 40 textos de personajes de lo más dispar aunque unidos por su común espíritu aventurero y su pasión por ese continente. Figuras como el jesuita Pedro Páez, a quien Felipe II envió a Etiopía y que, apresado por piratas, estuvo prisionero durante 7 años. O el astrónomo brasileño Francisco Lacerda, quien se propuso ir desde Lisboa hasta Angola y murió en el camino. O, en fin, el británico Richard Francis Burton, descubridor del lago Tanganika.

Y, si de exploradores por África hablamos, lógicamente no podían faltar textos de David Livingstone, el famoso viajero que en su periplo hacia el sur del continente se topó con las cataratas Victoria y que, al considerarlo perdido, fue buscado por otro conocido aventurero: Henry Morton Stanley, también con su parte en la obra. En definitiva, ésta es un magnífico libro de viajes que, no obstante, muestra la visión del mundo de aquella época, muy distinta a la actual.

Vía: ‘La Razón’.

Foto: Ediciones del Viento.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...