Fernando Aramburu retrata los efectos menos visibles del terrorismo

‘Patria’ tiene como protagonista a la viuda de una víctima de ETA que retorna a su casa cuando la banda anuncia el cese de su actividad criminal.

patria

El terrorismo es una de las lacras de la sociedad moderna. Bien lo sabemos en España, donde hemos padecido a ETA durante cuarenta años. Evidentemente, la peor parte se la han llevado las víctimas -más de 1.000- y sus familias. Pero además esa organización criminal que supuestamente defendía un Euskadi independiente ha tenido otros efectos perversos, algunos sobre sus propios conciudadanos. Y es que sembró una división artificial entre los vascos que, en muchos casos, se plasmó incluso en la delación del vecino como sospechoso de españolismo y por tanto objetivo de la banda.

Afortunadamente y pese a que no ha entregado las armas, ETA parece ser historia. Sin embargo, las heridas abiertas en la sociedad vasca permanecen y posiblemente lo harán durante varias generaciones. Hay, por ejemplo, víctimas que se ven obligadas a cruzarse todos los días con el sujeto que mató a su padre, incluso a vivir en el mismo edificio.

Sobre todo ello reflexiona el donostiarra Fernando Aramburu (San Sebastián, 1959) en ‘Patria’, novela que ha publicado Tusquets Editores. Y ello refleja una enorme maduración personal y literaria del autor pues, en sus inicios, tuvo veleidades dadaístas. Sin embargo, este admirador de Franz Kafka y Albert Camus ya ha publicado varias obras donde abordaba más o menos directamente la cuestión del terrorismo. Así, en su primera novela, ‘Fuegos con limón’, de tintes autobiográficos, en el volumen de cuentos ‘Los peces de la amargura’ y en la narración breve ‘Años lentos’. No obstante, otros trabajos de Aramburu, como ‘El trompetista del Utopía’, poseen un tono más intimista y en algunos, como ‘Ávidas pretensiones’, domina el humor.

Volviendo a ‘Patria’, narra la historia de Bittori, viuda de un empresario asesinado por ETA. Cuando la banda anuncia el cese de su actividad, decide volver a la que fue casa del matrimonio. Sin embargo y pese a su discreción, la vuelta a su pueblo no será fácil: tendrá que convivir con quienes le hicieron la vida imposible antes y después de la muerte de su esposo, seguramente sabrá quién lo asesinó.

De hecho, quizá ya lo sepa pues sospecha de Joxe Mari, hijo de su antigua amiga Miren y terrorista confeso. ‘Patria’ es una novela dura, casi diríamos documental en su argumento pues el caso de su protagonista es el de muchas víctimas de ETA. Y, en definitiva, constituye un retrato de la sociedad vasca, dividida por el fanatismo político y que intenta restañar las heridas de unos años muy bien llamados “de plomo”.

Vía: ‘El País’.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...