La casa de los nombres, de Colm Tóibín

¿Hasta qué punto el amor por las deidades puede interferir con el amor por la familia?

Un relato interesante de Colm Tóibín

Colm Tóibín, inundado en los precedentes de la literatura clásica, se atreve a crear una historia llena de sangre y cosas inhumanas cometidas por humanos. Así nace La casa de los nombres.

Con inspiración de la Orestiada, una trilogía llena de figuras propias del teatro clásico griego, Colm Tóibín se adentra en un mundo fantasioso que esta vez es representado por seres humanos.

A través de esta historia, el autor indica una vez más que estamos atraídos por fuerzas sobrenaturales que nos hacen cometer acciones insólitas.

En su caso, dar a su hija mayor en sacrificio para los dioses buscando un reconocimiento incierto, es el tema central. Este relato también se basa en la conjugación de figuras literarias clásicas, pero también contemporáneas.

Sacrificio sangriento en búsqueda de victoria

En este libro, el autor relata el encuentro preciado de la esposa de Agamenón, Clitemnestra, en compañía de sus dos hijos.

Tras el esperado llamado de su esposa, esta madre acude a un lugar desconocido para reencontrarse con su esposo, un luchador desesperado por conseguir fuerzas sobrenaturales para batallar.

Los dioses, en un contacto claro, le pidieron a Agamenón sacrificar a su hija para conseguir la anhelada victoria.

En este relato, la primogénita del luchador es ejecutada bajo la mirada atónita de un nutrido público que queda impactado ante el sacrificio de un padre con su hija.

Sin embargo, Clitemnestra le hace frente al dolor de saber y ver asesinada a su descendiente en medio de rugidos bestiales y decide tomar medidas ante tan atroz ejecución.

Humanización antes que literatura clásica

Después del asesinato de Electra, la hija de Agamenón, Clitemnestra no puede perdonar tal arrebato a su esposo, aunque fuese inducido por los dioses.

En La casa de los nombres, Colm Tóibín decide dejar a un lado la aceptación clásica de los griegos y humaniza la historia con la sensibilidad de una madre que ha perdido una hija.

La búsqueda de una venganza en este libro, demuestra que la divinidad de los dioses no supera el amor propio de los humanos. Tampoco los límites del dolor que conlleva una pérdida de un ser querido.

En cuanto al hijo menor de la fracturada pareja, él deberá buscar su salvación propia. A él, Colm tóibín le otorga un protagonismo antes ignorado por la literatura clásica griega.

Sin duda alguna, La casa de los nombres es una historia con contrastes y creación de escenarios que te darán una verdadera experiencia de lectura. Un clásico adaptado a la contemporaneidad que no puedes dejar de leer.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...