La fiesta del chivo

Reseña sobre una gran novela de un gran escritor: La fiesta del chivo de Mario Vargas Llosa.

La fiesta del chivo es una gran novela de Mario Vargas Llosa. Fue publicada en el 2000 y se ambienta en Santo Domingo durante la dictadura del general Trujillo. (“El maldito Trujillo” como me lo describió una dominicana.)
Mario Vargas Llosa es el escritor peruano más conocido (junto a Alfredo Bryce Echenique), tiene una larga trayectoria en el mundo de las letras y ha obtenido casi todos los premios que existen. Muchos años han pasado desde el publicación de sus primeras y deslumbrantes novelas como La ciudad y los perros.

En la década del sesenta Vargas Llosa integró el grupo de lo que se dio en llamar el boom de la literatura latinoamericana. Grupo que tuvo escasa o nula actuación como grupo en sí, pero que estaba integrado por el ya mencionado Vargas Llosa, el colombiano Gabriel García Márquez, el argentino Julio Cortázar y el mexicano Carlos Fuentes (siempre el cuarto integrante de un grupo de tres mosqueteros es problemático).
Con el correr de los años Vargas Llosa fue adquiriendo un perfil como pensador del arte y de la realidad social hasta trasformarse en lo que es hoy, un referente intelectual para muchos.

liter_llosa1.jpgLa novela que nos ocupa hoy La fiesta del Chivo, se mueve en tres planos fundamentales, narra tres historias diferentes:
Primero está Urania, hija de un alto funcionario de la corte de Trujillo, que se fue de la isla cuando era una niña y que ha vuelto a visitar a (y a ajustar cuentas con) su padre.
Urania es una mujer muy exitosa en su vida profesional pero con una vida sentimental inexistente.
En segundo lugar está el personaje de Turjillo, un soldado, fuerte, brutal, lleno de miedo. Miedo que combate ejerciendo todas las formas de violencia que se le ocurren contra todo aquel que se interponga en su camino.
En tercer lugar aparecen un grupo de hombres que conspiran para llevar a cabo un asesinato, un magnicidio. Estos conspiradores son un grupo de amigos, jóvenes, llenos de vida, llenos de camaradería, en el medio de la noche, en la ciudad, entre cigarros, en infinitas charlas sobre la vida y las muchachas…
Estas tres historias terminan enredándose, uniéndose, en un dramático punto (o zona) de intersección.
Pero la primera impresión que tenemos es la de historias diferentes e independientes, aunque sospechamos (no sé cómo) que hay una serie de hilos que las unen.



Es muy llamativo cuando el narrador asume el punto de vista de Trujillo. No es la primera vez que un escritor latinoamericano se mete en la piel de un dictador (por ejemplo, Tirano Banderas o El otoño del patriarca), la diferencia está en que se trata de un abordaje de largo aliento. Son largas páginas donde Vargas Llosa se mete en la cabeza del dictador, de este monstruo, obsesionado por la disciplina, con sus delirios de grandeza, su brutalidad, sus admiración por ciertos personajes romanos, sus miedos. No es que este clase de seres sean particularmente interesantes o poco comunes, el mundo está lleno de ellos, la cuestión (la desgracia) es que (quién sabe por qué causa) algunos llegan a hacerse con el poder de una nación. Vargas Llosa logra describir la enorme fuerza (de voluntad) y la escasa inteligencia de Trujillo, así como su indefensión ante la enfermedad y las miserias del cuerpo.
El cine también a abordado este tema en la película El tiempo de las mariposas (protagonizada por Salma Hayek y Edwuard James Olmos) sobre la vida, la lucha de las hermanas Mirabal, y su muerte a manos de la dictadura de Trujillo.
También existe una película dirigida por el primo de Mario Vargas Llosa, Luis Llosa que se estrenó en el 2006 en el festival de cine de Berlín y cuenta con la actuación de Isabella Rosellini.

la-fiesta-del-chivo.jpgLa novela puede ser considerada una buena obra de ingeniería. Ya se sabe que Vargas Llosa es mucho más técnico (y mucho menos sanguíneo) que (su archienemigo (como alguien lo llamó)) García Márquez.
En un artículo anterior sobre la novela de Víctor Hugo Los trabajadores del mar, elogiábamos las horas de estudio que probablemente le haya dedicado el autor francés a sus novelas.
Evidentemente, Vargas Llosa ha hecho otro tanto recabando información, entrevistando testigos, hurgando en archivos sobre la historia y la política de República Dominicana. Pero también a hecho una gran labor al rastrear toda la otra información, la que es difícil de encontrar en los libros, ya que se trata de las formas de ser de la gente, de las formas de hablar, de la forma de sentir de un pueblo, de los sobreentendidos que maneja una comunidad, un país…
Personalmente, esto me satisface, ya que el autor no se aprovecha simplemente de sus condiciones naturales para la escritura, sino que ha procurado desarrollar ese talento (al máximo?). Pero también digo que eso no alcanza. En Víctor Hugo (y en otros escritores) hay algo más, además de talento y trabajo, algo más, algo como dejar la vida en cada página, algo como morirse con cada personaje…
Como decíamos, Vargas Llosas tiene una técnica impecable y las idas y venidas en el tiempo, la agilidad de los diálogos, los cambios de punto de vista, del foco narrativo, le dan un gran dinamismo a la novela, pero nunca llegan a crear confusión (salvo la deliberada del principio.)
El tema de la política internacional: Cuba, Fidel Castro, Kennedy, la OEA, aparecen en la novela, pero no es una cuestión a la que se le dedique un estudio profundo.
A lo que sí se dedica Vargas Llosa en gran parte de la novela es a estudiar las relaciones de poder entre los hombres. Entre Trujillo y sus generales, sus senadores, sus hermanos, sus lacayos, sus “amigos”, Balaguer, el acomodaticio e infame hombrecito de letras…
Relacionado con esos juegos de poder están las intrigas, las traiciones, las supuestas traiciones, las lealtades, las supuestas lealtades…
Por supuesto, llegando al final, la novela posee unas cuantas páginas dedicadas a la violencia, los disparos, los asesinatos, las torturas, el horror…
La novela la podríamos definir como una casi obra maestra.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...