‘La Tercera República’, de Alberto Garzón Espinosa

El diputado de Izquierda Unida propugna en su obra, que mañana llega a las librerías, un cambio de régimen que traiga una democracia más directa.

la-tercera-republica

Cuando escribimos estas líneas, acaba de darse a conocer la abdicación del Rey Juan Carlos I en favor de su hijo Felipe de Borbón, Príncipe de Asturias. Primero fue anunciado en comparecencia especial por el Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y, más tarde, compareció el propio monarca para dirigirse a la nación. Una vez se hayan realizado las ceremonias oportunas, España tendrá un nuevo Rey que será el sexto llamado Felipe.

En primer lugar, cabe desearle toda la suerte del mundo en su misión, entre otras cosas, porque la de él será la de todos los españoles. En consecuencia, cabe esperar que su reinado se parezca más al de Felipe II que a los desastrosos de los Felipe III y Felipe IV.

Por ello, no puede ser más oportuna la llegada a las librerías de ‘La Tercera República’, obra de Alberto Garzón Espinosa, quien, por cierto, nada tiene que ver con el famoso escritor y director de cine Albert Espinosa. Garzón es economista y diputado en el Congreso por Izquierda Unida desde las elecciones de 2011. En consecuencia, propugna en su libro el cambio de régimen, desechando la monarquía e instaurando una nueva república. Según él, nuestro actual sistema político se ha quedado obsoleto y es preciso que la sociedad tome partido en aras de una democracia más real donde los ciudadanos opinen sobre todos los asuntos importantes. Y cita como ejemplo al movimiento de “15-M”.

Además, Garzón arremete contra los bochornosos escándalos de corrupción que salpican, casi de forma proporcional a su representación en las instituciones, a todos los partidos políticos. Por cierto, olvidando u omitiendo que también el suyo cuenta con varios cargos públicos procesados.

Su propuesta coincide, por tanto, con los postulados que su formación ha estado llevando a las elecciones desde hace años y en las que nunca ha pasado de unos modestos resultados. Por el contrario, el grueso de la ciudadanía ha otorgado su voto a otros partidos que defienden el sistema vigente. Claro que éste se ha visto desprestigiado por todos los casos de corrupción habidos que alcanzan incluso a la Jefatura del Estado y ello ha instaurado un caldo de cultivo muy oportuno para que vuelvan a plantearse debates que parecían arrinconados a los círculos teóricos. En cualquier caso, Garzón defiende con vehemencia sus propuestas que, en democracia, son tan respetables como las de cualquier otro ciudadano.

Vía: Ediciones Península

Foto: Tunguska

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...