Libros que podrían matarte (literalmente)

Tener estos libros cerca durante mucho tiempo puede ser mortal para cualquier persona.

Leer estos libros podría acabar con tu vida

Aunque la mayoría de las veces los libros buscan mejorar la salud a través de historias de fantasía que ayudan a potenciar la imaginación, o brindar información a través de relatos investigativos que involucren al lector con los personajes, existen textos que pueden ser considerados nocivos.

Existen libros que se pueden considerar peligrosos, aunque no se haya creado en un principio con ese propósito, son textos que pueden matar a alguien (literalmente) por su contenido oscuro, y son resguardados para ser consultados en bibliotecas bajo estricta supervisión, como medidas de seguridad y a propio riesgo del lector.

¿Por qué hay libros que podrían matarte?

Aún no se ha estudiado ni determinado el porqué de mortalidad de estos libros, pero hay registros de tres ejemplares en Dinamarca del siglo XVI y XVII que presentan cierta toxicidad en sus cubiertas, que las diferenciaban de los demás volúmenes publicados que se analizaron.

Estos ejemplares presentaban una pigmentación distinta a las demás, los resultados de los análisis demostraron que se trataba de arsénico.

La incógnita que surge es la siguiente: ¿por qué usar este veneno en los libros?, la respuesta es que el arsénico se pudo utilizar en estos ejemplares para lograr un color verde mucho más intenso.

A pesar de no haber sido envenenados a propósito, estos se mantienen en una sección restringida de la universidad.

Existen igualmente reportes de otros libros en diferentes universidades que poseen estas características toxicas, por lo cual se encuentran aislados al público, y se tiene previsto en un futuro digitalizar la información a fin de evitar consecuencias fatales que lamentar.

Algunos libros mortales

Dos libros mortales están en manos de la Universidad de Michigan, e Estados Unidos, que poseen arsénico:

Shadows from the Walls of Death

Es considerado uno de los libros más peligrosos del mundo, este ejemplar fue creado por el médico estadounidense Robert Kedzie, en el año 1874, para advertir a la sociedad sobre los peligros del uso del arsénico.

Para esta época, el uso del arsénico en el papel que usaban las casas como decoración era muy común, resultando ser mortal el contacto diario con este tipo de papel.

Es por ello que el doctor decidió publicar este libro, con muestras del tóxico material decorativo. Su lectura puede resultar mortal, por eso está en una sección restringida de la casa de estudio.

El libro de notas de Marie Curie

Este objeto personal, al igual que todas sus pertenencias está aún radiactivo, es por ello que se resguarda en una caja de plomo dentro de la universidad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...