Lindsay Clarke recrea la Guerra de Troya

Una novela que combina lo histórico y lo legendario sin olvidar el importante papel que tenía lo mítico en la Antigüedad.

troya

A pesar de estar envuelta en el mito y la leyenda, no deja de resultar sorprendente el interés que la Guerra de Troya despierta aún en nuestros días. No en balde, poemas como ‘La Ilíada’ y ‘La Odisea’, ambos atribuidos a Homero, siguen publicándose, se venden como auténticos “best sellers” y figuran entre las obras más leídas de todos los tiempos. Además, personajes como Helena, Paris, Aquiles o Menelao forman parte del imaginario colectivo.

A ello ha contribuido poderosamente el cine, con un sin fin de películas sobre aquel conflicto, la más reciente de las cuales -si no nos equivocamos- es la superproducción ‘Troya’ de Wolfgang Petersen, con interpretaciones de Brad Pitt, Eric Bana, Diane Kruger u Orlando Bloom. Pero también la Literatura se ha ocupado muchas veces de aquella historia.

Buena muestra de ello es ‘La Guerra de Troya’, del británico Lindsay Clarke (Halifax, 1939), un auténtico apasionado por la Historia Antigua que no sólo ha escrito sobre ese conflicto sino también acerca de la mitología celta. Y también un trotamundos que ha trabajado como profesor en América y en el continente africano. En cuanto a su obra literaria y al margen de la novela que nos ocupa, quizá su trabajo más conocido sea ‘The chymical wedding’, narración que obtuvo el Whitbread Prize en 1989 y que se basaba en la vida de la escritora ocultista y practicante de la alquimia Mary Anne Atwood.

Volviendo a ‘La Guerra de Troya’, ésta lleva el sugerente subtítulo de “Vivieron como hombres, combatieron como dioses”, que nos da idea del tono de la novela, una combinación de lo mítico y lo histórico, como no podía ser, por otra parte, de distinta forma si de aquel conflicto se trata. Y es que en ella lo puramente humano se entrecruza con las disputas de las divinidades para mostrarnos con fidelidad un tiempo en que lo terrenal se confundía con el Olimpo.

Como narrador del relato, tenemos a Femio, bardo de Ítaca y amigo de Ulises, quien nos cuenta las historias de Helena y Paris, Tetis y Peleo, Aquiles y Patroclo o Agamenón y Clitemnestra, entre las muchas que conforman la leyenda troyana. Así y respetando ésta, Clarke nos ofrece una visión diferente de todo lo que rodeó a aquel conflicto bélico. Tal fue el éxito de esta novela que el británico publicó poco después ‘El regreso de Troya’, donde narraba el retorno de los héroes a sus hogares.

Vía: ‘Hislibris’.

Foto: La Esfera de los Libros.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...