Los adultos también pueden colorear con este libro

Esta es la historia del primer libro para colorear de adultos, y que aún se puede utilizar.

Conoce el primer libro para colorear de adultos

El mindfulness está de moda últimamente. Se trata de un concepto o una filosofía que se basa en el principio en que el estrés es completamente dañino y puede ser combatido con una mente ocupada y en correcto funcionamiento. De esta manera, el arte se ha comportado como la herramienta favorita de muchas personas alrededor del mundo para expresarse y para mantener su mente en forma.

Colorear no tiene que ser solo para niños. Eso lo saben muchas compañías de libros para colorear, que han sacado en todos estos años muchos tomos que en sus páginas tienen dibujos más complicados y complejos. Le dan al adulto la oportunidad de volver a sentirse como niños.

Es relajante, trae calma y tranquilidad para quienes la practican constantemente, y conlleva muchísimos beneficios:

  • Una vida más equilibrada.
  • Menos estrés diario.
  • Conexiones neuronales más funcionales.
  • Una mejor concentración.
  • Mejor humor y, por lo tanto, mejores relaciones interpersonales.

Pero, ¿te has preguntado alguna vez a quién se le ocurrió esta maravillosa idea? Según Amy Pool, taxónoma, el primer ejemplar de un libro para colorear de adultos fue hecho por Robert Sayer. Las investigaciones indican que este salió incluso un siglo antes que el primer libro para colorear para niños, The Little Folks’ Painting Book.

¿Cuál era el formato del primer libro para colorear para adultos?

El formato era distinto a lo que ahora se puede ver hoy en día. En este libro, había instrucciones específicas para colorear que pretendían enseñarles a las personas como dibujar sobre la hoja de papel para que estos cometieran la menor cantidad de errores posibles.  

Se llamó The Florist, y contaba con 60 láminas completas. Estas se caracterizaban por hermosos y delicados dibujos de flores distintas y de mucha variedad. Había violetas, girasoles, narcisos, iris, y todas las flores que en aquel momento alguien podía imaginar.

Junto a las instrucciones sobre los colores y los pigmentos, así como las estrategias que podías usar para aplicarlos tal cual como son en la vida real, hacían que la gente se emocionara. Según la investigación hecha por la taxónoma Pool, la gente disfrutaba de este tipo de actividades inspiradas en los grandes descubrimientos científicos de la época.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...