Los jefes

La colección de Los Jefes fueron los primeros cuentos que publicó Vargas Llosa. Es una oportunidad para apreciar los primeros pasos de un gran escritor.

Los jefes es una colección de cuentos publicada originalmente en 1959. Mario Vargas Llosa no necesita presentación, es uno de los escritores más importantes de Latinoamérica, y por qué no del mundo.
Los jefes es una coleccón de cinco cuentos (más en ediciones posteriores) sobre una temática bastante similar: abordan el mundo masculino, en esa etapa que nos lleva de adolescentes a hombres. Los cuentos se desarrollan en un ambiente sólo de hombres (o de hombres solos) (a partir del segundo cuento aparecen algunas figuras femeninas: la novia, la hermana, la madre), donde se rinde culto al coraje, se compite y se pelea. Se trasluce en Vargas Llosa cierta fascinación por el valor como ideal máximo.

Los Jefes: el cuento que le da título al libro, es una historia que se desarrolla en el liceo, (la secundaria, la prepa como quieran llamar a esa segunda etapa de estudios en la vida) y versa sobre el mundo de los adolescentes, la competencia, los liderazgos, las peleas, toda la energía de que se dispone en la adolescencia, el afán de mandar, el afán de ser el más fuerte, y todo es enmarcado, encerrado, dentro de la rígida disciplina de un colegio.
Un grupo de estudiantes se revelan ante la injusticia de una medida tomada por los autoridades del liceo. Es una pequeña anécdota, pero es narrada como la ven los personaje: como una tremenda aventura de valor y liberación. Más que la historia importa la forma en la que está narrada.

El desafío: un cuento sobre una pelea a navaja. Un excelente trabajo del autor en la descripción de la pelea, notable la capacidad para trasmitir el vértigo de los movimientos, las embestidas a puro coraje, la fuerza física necesaria para un duelo… En este, como en los otros cuentos, el valor del que hablamos también podría ser nombrado como “el machismo” (en el peor sentido de la palabra) de esos muchachos que intentan ser hombres brutales, y no queda claro si Vargas Llosa lo denuncia, lo admira o sólo lo fotografía.
Al principio del cuento se pinta fugazmente el clima de un grupo de amigos jóvenes y alegres que se juntan en un bar a comprar cerveza.



El resultado del duelo, entre un hombre fuerte y un muchacho (misma estructura que la de hermano mayor y el hermano menor, o Miguel y Rubén de Día domingo) está escrito de antemano, pero el coraje con que el muchacho afronta esa pelea (que no da por perdida, porque pelea como si pudiera ganar (es eso al admirable?)) es el punto central el cuento, del libro…
Al costado de la pelea, un viejo observa, sólo al final sabremos quién es el viejo.

Aquí como en los otros cuentos se puede aplicar esa frase: “un hombre hace lo que tiene que hacer” que suena muy bien pero que muchísimas veces ha sido utilizada para justificar cualquier barbaridad.

El hermano menor: El hermano menor es una historia de admiración, de imitación, de diferenciación, de venganza, de honor (hay una hermana), de injusticia, ambientada en el campo (se plantea brevemente la oposición entre campo y ciudad), de denuncia: los indios están ahí, son una presencia oscura que mira como un reclamando, como un grito silencioso. Los dos hermanos buscan y matan a un indio, y lo matan por un oscuro incidente entre el indio y la hermana de los muchachos. Pero una vez consumada la venganza, cuando los muchachos vuelven a la casa, se dan cuenta que la hermana les ha mentido sobre el incidente con el indio. Les mintió antes o ahora? Ante la duda, la reacción de ambos hermanos será diferente.

El estilo del joven Vargas Llosa es limpio, concreto, certero y con alguno ribetes poéticos… Como en otros obras de Vargas Llosa aparece la ciudad de Lima, con sus barrios míticos como Miraflores y los personajes que habitan y dan vida a estos barrios.

Desde el primer al último cuento hay cierta evolución (de niños a hombres, en el medio: la vida y las mujeres) como un crescendo. En el tercero y cuarto cuento los personajes pelean por una mujer, y en el cuarto ya se muestra claramente que la pelea, la energía, la necesidad de competir, de vencer y de humillar, no son más que un producto de las hormonas…
Un dato curioso es que en los cuentos se menciona varias veces la palabra “perro”. Los muchachos se insultan llamándose “perros”, peculiaridad que vincula esta serie de relatos con la famosa novela de Vargas Llosa, La ciudad y los perros. Aquellas novela trataba sobre la vida de los alumnos del un liceo militar. Alguna vez un peruano me dio una supuesta explicación sobre el uso de la palabra “perro”: en el liceo militar los cadetes de segundo mandan a los de primero, y los de tercero a los de segundo y primero. Los de primeros no mandan a nadie, son perros.

Día domingo: Miguel un joven que vence su timidez y le declara su amor a una chica. Pero al día siguiente la chica va a verse con otro chico: Rubén. Miguel encuentra a Rubén en el bar junto a la barra de amigos (aquí se describe un poco más a esa barra de amigos (llamada los pajarracos en este cuento) y lo desafía (entre pajarracos no se puede rehusar un desafío). Primero compiten a quién bebe y come más y luego a nadar en la playa, en invierno, de noche…

Ambos muchacho entran al agua y ambos salen del agua. Pero al salir ya no son los mismos, algo ha ocurrido…

Un visitante: El último cuento rompe (o quiebra) esa línea ascendente (ese crescendo) en el camino de niño a hombre: aquí se trata de delincuentes, de policías y de delatores.
Una anciana está en su casa cuando llega El Jamaiquino, quien la obliga a beber cerveza, la ata y la deja en la puerta de rancho. El Jamiquino sabe que el hijo de la anciana Numa vendrá a defender a su madre, y sabe que los policías que están escondidos acechando, con los que ha hecho un arreglo, lo arrestarán. El hijo llega y es atrapado, pero allí no termina el cuento…

Cuesta creer que estos cuentos fueron los primeros publicados por Vargas Llosa, ya que parecen la obra de un escritor experimentado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...