Marina, de Carlos Ruiz Zafón

Marina es uno de esos libros escritos para concurso literario, siguiendo cánones típicos y tópicos para asegurarse el triunfo. No obstante, en este libro puede apreciarse todo el mundo interior que ha derramado Carlos Ruiz Zafón en otros libros como La sombra del viento (una reseña de leergratis aquí).

MarinaCon Marina volvemos a la posguerra española, los 70 esta vez. Óscar Drai es un estudiante que en mayo de 1980 desaparecerá una semana, hasta ser encontrado por un policía en la Estación de Francia. A partir de ahí, Carlos Ruiz Zafón desarrolla una historia llena de aventura y desconcierto, donde una mujer envuelta en un velo negro visita todas las tardes la misma tumba en el cementerio, el miedo explota en un taller poblado por muñecos terroríficamente vivos y no paran de aparecer cadáveres. Todo esto formando una espiral que gira alrededor de la desconcertante, misteriosa, intrigante, graciosa, valiente y cobarde Marina, que descubrirá junto a Óscar la Barcelona que sólo puede tocarse en los libros.

No obstante, detrás de todo esto sólo se esconden una serie de pasos clave para ganar los concursos de relatos juveniles: una chica, una trama, algo de misterioso e imposible y, para acabar, un final apoteósico. Los ingredientes para una novela juvenil comercial (cuánto me duele, Carlos, decirte comercial) que, tal vez de forma merecida, ha quedado a la sombra de La sombra del viento, como también hizo El príncipe de la niebla.

En conclusión, Marina es buena novela si el objetivo inmediato del lector es el puro entretenimiento, e incluso guarda ciertos aspectos en su estilo bastante interesantes (como en La sombra del viento, personajes ricos y una escritura limpia, con algunas florituras que acaban saliendo bien), pero que parece más bien un esquema de la novela que le dio el éxito. Y que no es ésta.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...