“Memorias de una niña viajera”, a medio camino entre ficción y guerra en Colombia

Esta es la historia de las viviencias de una familia que huyó de la guerra en Colombia.

Memorias de una niña que huyó de la guerra en Colombia

Esta novela narra la historia de la escritora Asor. En ella nos conduce por una serie de vivencias y anécdotas, muchas de ellas trágicas, las cuales vivió durante su infancia. En aquel entonces sus padres eran guerrilleros que formaban parte de grupos “rebeldes” como el Ejército de Liberación Nacional y el M-19. Estas coaliciones armadas luchaban por derrocar el gobierno actual en Colombia.

Debido a las circunstancias peligrosas que representaba pertenecer a este tipo de grupos, su familia tuvo que huir de su país cuando ella apenas tenía siete años de edad. La huida consistió en escalas por varios países como Costa Rica, Francia, Mozambique y España, donde finalmente se refugiaron políticamente diez años más tarde. A pesar de estar en otro país, la violencia no desapareció en ningún momento. Siempre estuvo rodeada en un entorno donde había racismo, persecuciones y abusos.

La niña llamada Asor

El alter ego de la escritora de nombre Asor, es el personaje utilizado para narrar las atrocidades de todas las guerras vividas por ella. Esta niña sufre abusos desde muy pequeña en su natal Bogotá, donde se acostumbraba a la ausencia de los padres, muchos de ellos detenidos por gobierno. Una vez consiguen cierta tranquilidad y estabilidad en Mozambique, el país estalla en una guerra civil, y esto les obliga a emigrar a España.

Durante su estadía en Madrid, la chica sufre acoso en una escuela madrileña, allí sus compañeros le acusan de “marimacho” y le exigen que se devuelva a su país. Además, en los países donde vivió tuvo que aprender a  convivir con el desarraigo, con esa sensación de no sentirse cómoda, ni a gusto en ningún lugar.

Una forma de contar la verdad

Para la autora, esta historia surge como una forma de aportar a la paz de un país que cuenta con cifras históricas de desplazados y refugiados. La guerra en la que se vio envuelta Colombia por más de cincuenta años, obligó a más de siete millones a desplazarse más allá de sus fronteras, mientras que alrededor de 340 mil adoptaron la medida de refugiados políticos.

Esta niña a su vez se considera parte de un grupo de colombianos y generaciones que han callado ante la problemática guerra surgida en el país. Existen muchos cómplices y muy pocos que realmente querían ayudar a erradicar el fenómeno. Esta chica aprendió como callar, hacer la vista gorda ante algunas situaciones, con el fin de  proteger a su familia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...