‘Pacto de lealtad’, de Gonzalo Giner

El autor de ‘El sanador de caballos’ nos trae ahora una hermosa historia basada en la fidelidad del perro al ser humano.

Perro pastor aleman

Entre los animales, probablemente sea el perro el que más fidelidad ha mostrado al ser humano. Le acompaña, al menos, desde que éste abandonó el nomadismo y se asentó en un sitio para cultivar las tierras y, desde entonces, no se ha separado de él. Tan estrecha se ha hecho la vinculación entre ambos que incluso algunos escritores han convertido al animal en protagonista de sus obras. Ahí está, por ejemplo, el famoso ‘Coloquio de los perros’ de Miguel de Cervantes, fábula en la que éstos resultan más civilizados que el propio Hombre.

Precisamente, en la relación entre una persona y un cánido se basa la última novela de Gonzalo Giner (Madrid, 1962) titulada ‘Pacto de lealtad’ y dedicada a quienes piensan que nuestros compañeros perrunos «son más que animales».

Veterinario de profesión, Giner afirma haber llegado a la Literatura casi por casualidad. La primera novela que publicó fue ‘La cuarta alianza’. Sin embargo, el éxito le llegaría con ‘El sanador de caballos’, ambientada en la época medieval y que constituye, a un tiempo, un relato de aventuras y una investigación sobre los orígenes de la labor veterinaria. Una temática similar tenía su siguiente libro, ‘El jinete del silencio’, inspirada en la aparición de la famosa raza de caballos española. Como vemos, las obras de Giner siempre poseen un trasfondo de afecto por los animales y ello se hace más patente -si cabe- en ‘Pacto de lealtad’.

Su protagonista es Zoe Urgazi, quien, tras perder a su marido en la Revolución del 34, se ve en una delicada situación económica. Como había estudiado veterinaria, encuentra trabajo en la Cruz Roja, que está preparando una unidad canina de rescate. Junto a ella está Campeón, perro sin pedigrí que destaca por su fidelidad hacia el ser humano. Por otra parte, encontramos a Luther, quien adiestra canes en la Alemania nazi para que sirvan como vigilantes en los campos de concentración.

Y, entre los secundarios, otros personajes destacados como Andrés, hermano de Zoe que termina siendo importante para la trama, o el suizo Max Wiss, destinado en Madrid por la Cruz Roja y jefe de la protagonista pero que no dice toda la verdad. Así, Giner recorre buena parte de los acontecimientos más críticos del siglo XX a través del papel que los perros representaron en ellos. Pero, sobre todo, nos muestra una hermosa historia de amistad entre el ser humano y su fiel acompañante canino.

Vía: Onda Cero.

Foto: artberri

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...