¿Qué es la novela gráfica?

A menudo se nos llena la boca hoy día hablando de novelas gráficas, dejando una inherente distinción con el cómic más común, como pueden ser las distinciones semánticas que ofrece el manga, la historieta o quizá la considerada más vulgar de todas -de una forma absolutamente errónea-, el tebeo.

Contrato con Dios

Contract with God, de Will Eisner

A menudo se nos llena la boca hoy día hablando de novelas gráficas, dejando una inherente distinción con el cómic más común, como pueden ser las distinciones semánticas que ofrece el manga, la historieta o quizá la considerada más vulgar de todas -de una forma absolutamente errónea-, el tebeo.

Desde que el término se empezase a utilizar a mediados del siglo XX, aún a día de hoy no ha quedado perfectamente definido, y lo cierto es que se usa más para engrandecer obras de cara a su venta, que como correcta descripción de unos patrones predefinidos.

Aunque los orígenes del término aún navegan en cierto misterio -debido, en gran parte, a controversia y polémicas-, podemos situarlo como hemos dicho antes a mediados del siglo XX, cuando se mencionaba en sitios como ‘Bloodstar’, de Richard Corben. El primer uso serio que se le dio, como elemento de marketing especialmente, fue en la edición en tapa blanda de ‘Contrato con Dios’ de Will Eisner (en la imagen). Se suele decir que aquí es donde se bautizó a esta corriente narrativa, aunque podemos encontrar ejemplos muy anteriores. Escritores del XVI ya utilizaban el dibujo como medio inseparable de su texto, como William Blake. Sin embargo, solemos datar la primera novela gráfica (como tal) en 1957, cuando ‘El Eternauta’ de H. G. Oesterheld sale a la luz.


Cuando el argentino escribió su obra maestra aún no era consciente de este tipo de términos, que no fueron creados hasta más adelante. Revolucionó en cierta manera el cómic, ofreciendo una novela de ciencia-ficción intensa y trepidante, en la que los dibujos de Francisco Solano López eran una parte indivisible de la obra. Reunía todos los elementos que posteriormente caracterizarían a la novela gráfica. Sin saberlo, fueron los pioneros de algo que hoy en día ha cobrado una importancia vital, no sólo dentro del mundo del cómic sino también en el cine que, falto de ideas, se dedica a adaptar indiscriminadamente prácticamente cualquiera cuyos derechos caigan en sus manos.

Aunque no podemos decir que exista un significado oficial para los elementos que componen una novela gráfica, sí podemos enumerar una buena parte de características atendiendo a las más famosas que se han escrito. La principal característica apunta hacia la historia, cerrada. Una novela gráfica, al igual que una novela al uso, cuenta una historia con principio y fin (aunque, ésta puede ser arbitrariamente larga). Esta característica es la principal razón por la que se la suele distinguir de las historietas de cómic tradicionales, que tienden a construirse sobre largas series (como ocurre, por ejemplo, en ‘Spiderman’ o ‘Mortadelo y Filemón’). Se la relaciona también con temáticas adultas, con connotaciones mucho más serias y profundas, y en general con aspiraciones muy superiores a las de un cómic más normal, siendo ésta la principal razón de que se use el término sobretodo por razones de marketing, al ofrecer al lector la idea de que va a comprar una obra de calidad superior, cosa que evidentemente no siempre es cierta.

novelas_graficas

Las novelas gráficas suelen ser tratadas en el mercado de una manera distintas al cómic tradicional. Su edición suele ser de calidad muy superior, con tapa dura, mejor papel, y es común encontrarlas a la venta en cualquier librería. Se suele decir que una novela gráfica se llama así porque, de haberse contado esa historia en un libro en vez de un cómic, se trataría de una novela (y no de una larga serie de cuentos o historietas, como ocurriría normalmente).

A día de hoy, es fácil echar la vista atrás y encontrar un gran número de novelas gráficas que no sólo cumplen sobradamente esas características, sino que su enorme calidad las ha elevado a un nivel superior, el de obras maestras, no ya de la novela gráfica, sino del cómic o incluso de la literatura en algunos casos: ‘Watchmen‘ está considerado uno de los mejores libros escritos, ‘Maus‘ tiene un Pulitzer, ‘From Hell‘ está considerada la mayor labor de investigación sobre la figura de Jack el Destripador…

Tenemos muchas y muy buenas obras bajo esta clasificación. Esperemos que en un futuro cercano nos lleguen muchas más, y que la mayoría sean aún mejores.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...