Quédate conmigo de Ayòbámi Adébáyò

Una mujer debe soportar la inmensa presión cultural de no poder concebir hijos.

Una historia sobre la presión familiar por no tener hijos

Yejide confía que en cualquier momento ocurrirá el milagro que tanto espera, enterarse de que está embarazada. Una opinión que también comparte su esposo y su suegra. Pero para Yejide esto no ha sido una tarea fácil, ha probado de todo: consultas médicas, duros peregrinajes y plegarias a Dios.

Cuando ella se entera que sus familiares se enfrascan en buscar una nueva esposa, cruzan esa pequeña línea entre lo que es aceptable y lo que no lo es para Yejide, sintiéndose celosa, traicionada y desesperada.

La primera obra

La autora, Ayòbámi Adébáyò, nos describe una historia aplastante en donde trata lo frágil que puede ser el amor conyugal, la pérdida de la familia, la desgracia del dolor y los lazos que engullen la maternidad.

Una novela en donde se relata los intentos desesperados de rescatar del desengaño a quienes queremos y a nosotros mismos.

Quédate conmigo en Nigeria de los años 80

En este país y en esa época, se desenvuelve esta historia, una nación con revueltas sociales y políticas pero a su vez, alegrías, colores, miedos de su alrededor.

Yejide y Akin es la pareja de esta historia, las dos voces se irán alternando así como las dos líneas temporales. Una de ellas, es “el presente”, narrada en el año 2018 y la otra, más detallada, alrededor de los años 80, en donde sabremos cómo se conoció esta pareja, el inicio de su matrimonio, así como todas las decisiones que tomaron que los llevaron a la situación que viven en “el presente.

Los protagonistas son provenientes de un pueblo Yoruba, con una inmensa tradición moral y religiosa.

Una pareja que se casa por amor y que este crece cada vez más, pero a la vista de no tener hijos, la relación matrimonial y familiar comienza a tambalearse. Siendo Yejide la que sufre con el mayor peso de no poder tener descendencia, porque es su culpa si su marido no puede tener hijos.

Yejide es el pilar de la familia de su esposo y tiene que soportar todas sus opiniones por más fuertes y ácidas que sea.

En una sociedad donde el fin del matrimonio es tener linaje, a ser posible, preferiblemente si son varones, no poder concebir es lo peor que te puede suceder, empeorando la situación cuando Yejide, descubre que una segunda esposa podría entrar en la vida de Akin.

Adébáyò no nos permite perder las esperanzas, porque para ella, esperanza, es la vida.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...