Todo el amor y casi toda la muerte, lo nuevo de Fernando Marías

El nuevo Premio Planeta 2010 es un libro sobre el deseo y la imposibilidad del mismo llamado Todo el amor y casi toda la muerte. En él se nos habla de dos historias superpuestas de dos hombres separados por un siglo, pero unidos por el amor a sendas mujeres que no viven. Enamorados de una ausencia.

Premio Primavera 2010

Todo el amor y casi toda la muerte es un drama sobre el amor (y su imposibilidad) y sobre el deseo (no resuelto). A través de dos historias paralelas, a la vez que superpuestas, Fernando Marías nos habla de la veneración hacia un objeto que se encuentra ausente, que simplemente no existe. El objeto de deseo no corpóreo es (como no) una mujer. A principios del siglo XX nos encontramos con un poeta maldito, itinetante y errante, Gabriel. El poeta ama a una mujer que no tiene cabida en la realidad, que simplemente no es de este mundo, que no existe. La obsesión que le persigue hace que su encuentro con Leonor se vea condicionado, así como la relación que ellos mismos mantendrán. Leonor se encuentra atada a Tomás por la tragedia del destino. Se produce así una tríada de personajes: hombre-mujer-hombe… o, lo que es lo mismo, Gabriel-Leonor-Tomás.

Ya a principios del siglo XXI aparece ante nosotros Sebastián. Por alguna razón que desconocemos, este hombre corriente y moliente no lo es tanto: se encuentra perseguido por una banda criminal. De esta forma, el tema de la ausencia vuelve, valga la paradoja, a aparecer. Sebastián se ve obligado a borrar su identidad para construir una nueva, las trazas de lo que fue se han convertido, de esta manera, en una ausencia latente. Como latente es su amor por una mujer que ya no es. Una muerta. El deseo toma el cuerpo desaparecido de Vera, una suerte de femme fatale que tiempo atrás formó parte de la vida de Sebastián.

En una novela que combina la literatura romántica con el thriller psicológico, el escritor y guionista Fernando Marías vuelve a la carga. Y llega pisando fuerte, pues Todo el amor y casi toda la muerte le ha valido el Premio Primavera 2010. Pero, o Marías tiene muy buenos amigos o una pluma prodigiosa, puesto que de premios sabe mucho. Con La luz prodigiosa el escritor ganó el premio Ciudad de Barbastro en el año 1991… sin olvidar el suculento Premio Nadal 2001 por El niño de los coroneles o el Premio Angular 2008 por Zara y el librero de Bagdad. Al mismo tiempo, ha sido nominado para el premio Goya por su labor como guionista, entre ellos la adaptación para el cine de La luz prodigiosa. Un tipo con suerte.

Fernando Marías

Además de la novela adulta, Fernando Marías se ha dedicado prolíficamente a la literatura infantil con títulos como Los fabulosos hombres película o Biografía del segundo cocodrilo. Por otro lado ha dado salida a sus inquietudes cinematográficas a través de incursiones en libros colectivos como el dedicado a Luchino Visconti, Bilbao de Cine o Lo breve si breve.

Foto de Fernando Marías por Wikipedia Commons en Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...