Un libro para los viajeros insaciables

Los libros pueden guardar historias increíbles o argumentos que atrapan al lector, pero también, como es este caso, una selección de los mejores destinos turísticos del mundo, entre los cuales, destacan lugares tan exóticos como Australia, Egipto o Israel.

Con este sugerente título, “1.000 sitios que ver antes de morir”, sale al mercado el libro de Patricia Schultz, ahora traducido en español. Una crasa obra de casi mil páginas y recomendada incondicionalmente por el New York Times.

Se trata esta publicación, de una peculiar guía de viajes cuya gestación se hizo a lo largo de siete años y es un largo tiempo porque el libro, además de seleccionar esos mil lugares de ensueño, cuenta con copiosa información sobre los propios destinos.

1.000 sitios que ver antes de morir

El libro empieza con una frase anónima que describe la grandeza que hay implícita en el mero hecho de viajar y conocer mundo: “La vida no se mide por el número de veces que respiramos, sino por los lugares e instantes que nos quitan la respiración”.

La propia autora ya recuerda en la introducción que “la necesidad de viajar -de abrir nuestras mentes e ir más allá de lo que nos resulta tan familiar- es tan antigua como la especie humana».

Siguiendo con la introducción, la autora cita a viajeros tan conocidos como Marco Polo y su infatigable caminar hacia el este, o las bellísimas palabras de San Agustín de Hipona, quien escribió: El mundo es un libro y aquellos que no viajan sólo tienen la oportunidad de leer una de sus páginas”.

Para hacer agua el paladar de los lectores, aquí algunos destinos que se recogen en el libro: La Mansión Ballymaloe (lo mejor de la vida campestre y la buena cocina irlandesa), El Museo Nacional de Arqueología (una casa del tesoro en Atenas), La casa de Ana Frank (un valioso trozo de la historia en perfecto estado), El puente de Carlos (el puente medieval más grande y hermoso de Europa), Jan El-Jalili (un caravasar del siglo XIV en el viejo Cairo: el mercadillo más grande de África), La Isla de Sipadan (uno de los mejores lugares del mundo para bucear), Tikal (la incomparable ciudad fantasma de los mayas), o la Iglesia Santa Sofía (el mayor legado bizantino).

La voluminosa publicación divide al planeta en ocho regiones: Europa; África; Oriente Próximo; Asia; Australia, Nueva Zelanda y Las Islas del Pacífico; Estados Unidos de América y Canadá; Latinoamérica; y El Caribe, Bahamas y Las Bermudas.

La grandeza de la obra, aparte de la amplia recopilación de los lugares, cuenta con un apartado que informa, entre otras cosas, sobre hoteles, restaurantes, eventos, la distancia que separa al lugar elegido de las principales ciudades, números de teléfonos y direcciones, precios o la mejor época en la que acudir al destino elegido.

La vida es larga, pero también corta sino se aprovecha, y ahora ya no hay excusa para no emprender el viaje de nuestros sueños, que con toda certeza, se encontrará en las hojas de esta prolija publicación.

Como recoge el libro en su contraportada: Deja de soñar y prepara ya la maleta.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...