‘Verano de miedo’, de Carlos Molinero

La novela, ganadora del Premio Minotauro 2014, cuenta la aparición de un vampiro que siembra el terror en un pacífico pueblo de La Mancha.

Libro Verano de miedo

Desgraciadamente para todos nosotros, en muchos casos, la construcción de urbanizaciones en áreas rurales se ha prestado a la especulación económica y a la corrupción política. Pero a nadie se le había ocurrido que, al remover los terrenos, se despertase a una criatura vampírica. Hasta ahora, porque ese es el planteamiento de partida de ‘Verano de miedo’, novela con la que Carlos Molinero (Madrid, 1972) ha obtenido el Premio Minotauro 2014, uno de los más importantes dentro del género de fantasía y terror que se entregan en España.

Entre sus ganadores, se encuentran Javier Negrete con ‘Señores del Olimpo’, Víctor Conde gracias a ‘Crónicas del multiverso’ y Carlos Sisí con ‘Panteón’. Y ahora se añade a ellos Molinero, guionista de cine y televisión que ha trabajado en series tan conocidas como ‘El comisario’, ‘Paco y Veva’ o ‘Cuéntame’.

Sin embargo, su experiencia literaria es más escasa. Hasta ahora, sólo había escrito algunas obras de teatro breves entre las que destaca ‘Verónica’, en la que ya mostraba sus dotes para el terror. Según confesión propia, ‘Verano de miedo’, la novela ahora premiada, es un homenaje a la figura clásica del vampiro. De hecho, en la presentación del libro, contrapuso su personaje a los que ahora pueblan las novelas del género como los de la saga ‘Crepúsculo’, que son “guapos, simpáticos y practican sexo”. Por el contrario, el suyo es “muy malo y no tiene nada de cool”.

El protagonista de la obra es Juan, un muchacho que va a pasar sus vacaciones a Vega Alta, un pueblo de La Mancha. Espera que sean aburridas pero ocurre todo lo contrario. Porque, al remover tierras para construir un grupo de chalés, han despertado a una criatura allí enterrada durante la Guerra Civil. Es un vampiro sediento de sangre al que el protagonista deberá hacer frente.

Para ello, contará con la ayuda de Jairo, un antiguo niño de San Ildefonso muy beato, y Eva, una muchacha obesa y gótica. Como un guiño a las nuevas redes de comunicación, Juan empezará a escribir un blog contando lo que ocurre en Vega Alta para intentar que alguien les ayude. Y es que si ‘Drácula’, el gran clásico del género, era una novela epistolar, Molinero ha querido seguir el mismo camino pero adaptado a las tecnologías actuales. Por otra parte y a pesar de lo terrorífico del argumento, no falta en la obra el sentido del humor. Se trata, en suma, de un relato ágil y escrito con un estilo muy personal.

Vía: ‘El Cultural’.

Foto: Editorial Minotauro.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...