El amante, de Marguerite Duras

El Amante es una de las novelas más importantes de Marguerite Duras. Se trata de una autobiografía donde la autora relata sus priemeras experiencias sexuales a manos de un maduro comerciante chino que la iniciará en los placeres de la carne. En el mismo centro, la sociedad colonial, la moralidad de la época y las conflictivas relaciones con su propia madre.

Adaptación para el cine de Jean-Jacques Annaud (1997)

Marguerite Duras contaba con 15 años cuando conoció a su primer amante. Se encontraban ambos en la Indochina Colonial y vivieron una experiencia erótica e iniciática para una joven Duras. El poso de esta experiencia primigenia lo encontramos en una de las novelas eróticas más celebradas de la modernidad y una de las obras fundamentales para entender e iniciarse en el conocimiento de la genial escritora y directora francesa. Rodeando (que no olvidando) las tensiones que se producen en el sureste asiático en plena época colonial, la autora nos introduce en la mente de una niña que poco a poco va descubriendo los placeres de la carne. La novela valió a su autora el prestigioso premio Goncourt de literatura.

Durante los años 20, una adolescente francesa que vive con su madre y sus dos hermanas conocerá a un misterioso hombre durante una travesía

Una de las grandes novelas eróticas de la modernidad

por el rio Mekong. Este fascinante individuo resulta ser un comerciante chino doce años mayor que ella, que pronto se convertirá en su amante. La chica, emocionada ante la elegancia y la riqueza del hombre, se siente irremediablemente atraida. Sin embargo, se trata  de una relación abocada al fracaso, y ambos lo saben. La edad y las diferencias culturales desgastarán la relación. Sin tener en cuenta las presiones familiares, que ponen freno a un amor tan intenso como obsesivo.

La propia Marguerite Duras se mira a ella misma como adolescente y escribe el relato de una atípica heroína. Una quasi mujer que lucha por su independencia sexual, por alcanzar la madurez del cuerpo y por reivindicar sus propias experiencias sensoriales. Como enemigos encontrará a la moral de la época, a su familia y a la sociedad colonial en ella misma, que no accede a las relaciones entre asiáticos y europeos. Pero el colonialismo tiene una razón se ser : el dinero. El peronaje de la madre de la joven juega, desde este punto de vista, un rol de lo más interesante. Repudia lo que ese hombre está haciendo con su hija, pero al mismo tiempo accede fascinada por el dinero. Cuando la riqueza entra en juego, ya no hay moralidad que valga. Una madre es capaz de prácticamente prostituir a su propia hija.

El sexo intergeneracional, uno de los aspectos de la novela

Con 70 años de edad nos llega esta historia a manos de Marguerite Duras. Una puesta en escena de ella misma, reivindicando los pasajes secretos de su vida y exorcizando de esta manera capítulos de su existencia que nadie conocía. Destrucción y amor con palabras clave en el imaginario de Duras, en ocasiones como las dos caras de una moneda. Pero para ella, escribir no es un acto de sinceridad, sino que te interroga sobre lo que dirías si quisiéses escribir de verdad. Por lo que El Amante es una obra imprecisa y difusa, surgida del recuerdo, con posos de realidad inconcebible (el desamormaternal, la pérdida dela inocencia, la sociedad colonial…), que tan solo pueden ser intuídos en su profundidad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...