El Decamerón de Giovanni Boccaccio

El Decameron inicia lo que será la prosa italiana del Renaciento, además ser ser uno de los libros precursores dela literatura de esos siglos. Trata de los diez días que siete mujeres y tres hombres pasan juntos en las afuertas de Florencia tras la peste negra. Allí cada uno de ellos se encarga de relatar una historia al día. Historias que versan sobre temas profanos, que ponen en tela de juicio a la iglesia y que reivindican el reinado de Eros, dios del amor.

Escena de El Decamerón por John William Waterhouse

Escena de El Decamerón por John William Waterhouse

El Decamerón, del italiano Giovanni Boccaccio, presenta un punto de partida curioso y un imaginario riquísimo que serviría de modelo para muchas de las obras que se desarrollarían durante el Renacimiento. La historia arranca durante la peste bubónica o peste negra que asoló Florencia a mediados del siglo XIV. Los diez protagonistas, siete mujeres y tres hombres, se refugian en una villa de las afueras por diez días. Durante cada uno de los días todos ellos habrán de relatar a los otros una historia, de ahí que el texto esté conformado por 100 relatos, versando sobre temas profanos.

Dichas historias no son enteramente invención de Bocaccio, sino que recogen parte de la cultura oral italiana, con referencias a fuentes francesas y latinas. Lo profano adquiere una gran importancia ya que los protagonistas son seres terrenales e incompletos, con sus faltas y sus carencias. Además, hay una ausencia de referencias místicas o fantásticas. La concepción profana de la humanidad estaría adelantándose en este libro como una de las características diferenciales de la literatura renacentista. El tratamiento que se hace de hombres y mujeres es a la vez cínico e indulgente para con sus faltas, lo que transfiere a la novela un doble rasero interesante.

La sensualidad de El Decamerón es uno de los aspectos más recordados del manuscrito pese a que, como hemos visto, no sea el único. La Iglesia Católica llegaría a considerar la lectura de este libro como un pecado, suponemos que por la importancia que se le atribuye a la convivencia de hombres y mujeres en un ambiente paradisíaco donde Eros, dios del amor, se desarrollaría plenamente caracterizando sus relaciones con la sensualidad y el placer, tanto físico como intelectual.

Fotograma de la película de Pasolini

Fotograma de la película de Pasolini

Sin embargo el destino guardó para Bocaccio un vuelco en la vida que le haría renegar de su obra más famosa en pro de una vida dedicada a la piedad. La muerte de su amigo Petrarca marcaría su conversión religiosa. En 1360 se ordena sacerdote pese al despectivo tratamiento que del clero de hace en El Decamerón, donde los religiosos son tratados de avaros, charlatanes y enfermos mentales. Pese a su rechazo tajante durante la última parte de su vida, este libro lo convertiría en el pionero de la prosa italiana.

El director Pier Paolo Pasolini, siempre interesado en clásicos controvertidos, llevaría a cabo una adaptación cinematográfica del texto que formaría parte de su llamada Trilogía de la Vida. En la película Pasolini nos presenta algunos de los relatos de manera desenfadada y divertida, como una celebración del goce y de la juventud.

Cuadro de Waterhouse por Wikipedia Commons en Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...