‘Poema escrito a caballo entre febrero y marzo’, de Lena Retamoso

‘Poema escrito a caballo entre febrero y marzo’, de Lena Retamoso vuelca el erotismo a la motivación de la contemplación del otro dormido. La apropiación del sujeto de deseo que en el feminismo era tan fuerte como la de hombre a mujer cobra delicadeza, para que el yo femenino poetice sobre su amante mientras lo ve respirar dormido y le acaricia.

"Lena Retamoso Urbano"

"Lena Retamoso Urbano"

Lena Retamoso Urbano es una poeta novel peruana, egresada de la facultad de literatura de la Universidad Católica de Lima. Ha intervenido en recitales, ha escrito dos poemarios y algunos de sus poemas han sido publicados en la revista literaria peruana Casa de Citas, que apuesta por los nuevos escritores. En este poema titulado ‘Poema escrito a caballo entre febrero y marzo’, el yo femenino se deleita contemplando a su amado dormido, situación que le sirve para poetizar sobre su cuerpo, sus signos vitales y el origen del deseo que ambos comparten.

En un tiempo donde abunda la poesía confesional y el sexo se vuelve motivo de exhibición en los poemas, Lena Retamoso se permite un momento para el lado tierno del Eros, para abordar el descanso tras la relación donde el yo femenino construye la imagen de su amado en su mente recurriendo a imágenes que actualicen la vida en reposo de su amante, mientras con sus manos recorre la anatomía del hombre que duerme a su lado con ansia por que despierte y retomen su encuentro amoroso, al final valora el silencio que le otorga su acompañante.


La apropiación del sujeto masculino en su sueño
Con cierta influencia de feminismo se realiza la apropiación del sujeto masculino, solo que se muestra en una forma delicada, con las caricias, mientras el otro del yo femenino duerme agotado por la consumación del Eros. La imaginación del yo femenino se mueve al ritmo de la respiración del sujeto masculino. Ella lo atrae hacia sí con sus manos, sus dientes, y se deleita por la pasividad del hombre rendido. La espalda de él se le antoja una estampida de gacelas, por su movimiento al respirar recuperándose del esfuerzo y para connotar delicadeza.

Retamoso en este poema no habla de un hombre vehemente al punto de ser un insaciable e incansable amante, sino que expone cualidades de delicadeza en él. Es como si el Eros del feminismo se estuviese moderando a un punto de conciliación, donde ya no interesa vencer a la pareja en el encuentro carnal, sino por el contrario hay un afán de acompañar el esfuerzo, la vitalidad, exigencia, ritmo y hasta el descanso de la pareja. El erotismo en este poema cobra el matiz de la suavidad, del respiro tras el esfuerzo, del deleite en la contemplación del otro.

Lena Retamoso en Teotihuacán, México

Lena Retamoso en Teotihuacán, México

Conclusión
Este poema puede abordar algo de la poesía confesional pero lo supera por su forma de transgredir la discursividad, mediante la fuerza de sus imágenes, la variante a la apropiación del otro masculino es la forma suave, delicada y la expresión del descanso de la pareja donde el yo femenino sigue activo para poetizar sobre su amante y su silencio dormido.

Lectura del poema | ‘Poema escrito a caballo entre febrero y marzo’, de Lena Retamoso en Lenaretamoso

Imágenes:

Lena Retamoso: Lena Retamoso en Lenaretamoso.com

Retamoso en México: Lena Retamoso en Lenaretamoso.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...