Trucos para elegir un buen libro infantil según la edad

Elegir un libro para un niño no es algo insustancial ni tan sencillo como se puede pensar, sobre todo si se desea conectar con los gustos y necesidades propias de cada edad, y si se persigue suscitar en ellos el gusto por la lectura.

libro infantil

No creas que es tan fácil elegir un libro para un niño, no basta con que tenga muchos colores y muchos dibujos, los libros sirven para más que para entretener. Es verdad que un libro puede entretener, informar, trasmitir valores, contar historias, pero junto a todo eso, y a edades tempranas, un buen libro debería tener la cualidad de enganchar a la lectura, de suscitar las ganas de leer, los deseos de seguir leyendo.

Por eso no es lo mismo elegir un libro para un niño que no sabe leer todavía, que para otro que ya se cree mayor. Atento que aquí van algunas pistas.

Para los más pequeños, hasta los ocho años

Los mejores libros hasta los tres años, son los que presentan tapas duras, indestructibles; ya sabes que a esa edad lo que más les gusta de los libros (y de casi todo) es romperlos. También les gusta que sus papas se los lean, porque ellos todavía como que no. Elige, por lo tanto un libro escrito para ser narrado en voz alta, los hay también para ser cantados. Y, por supuesto, con muchas ilustraciones, hojas desplegables y otros efectos especiales.

De tres a cinco años, puedes elegir libros mixtos, me explico, libros para que se los lean a ellos y que después puedan volver a leer ellos mismos, que a esa edad ya son capaces de empezar a hacerlo. Serán libros con textos breves, letras grandes e ilustraciones cuidadas y sugestivas. Es la edad de aprender a descubrir las emociones y enfrentarse a ellas. Los libros pueden tocar cualquier tema: el miedo, el duelo, la soledad, la enfermedad, la amistad, la superación… pero todo adaptado al lenguaje infantil.

A partir de los seis años ya les gusta leer por ellos mismos y curiosear, también en los libros, por eso los que abordan la temática de viajes y de todo lo referente a la naturaleza, les encanta. Es la edad ideal también de los libros interactivos, los que proponen actividades prácticas relacionadas con lo narrado, y todos los que estimulan la imaginación y los deseos de conocer cosas nuevas: dinosaurios, galaxias…

Para los niños grandes, casi adolescentes

La preadolescencia cada vez va adelantando más su llegada y se va confundiendo con lo que los sicólogos llaman la infancia adulta que podríamos situar entre los nueve y los once años.

En esas edades se encuentran muy permeables a los valores: la amistad, la solidaridad, la paz, la tolerancia, la comprensión, la aceptación del y de lo diferente. Les gustan ya los libros en los que predomina el mensaje motivador.

A partir de los once años comienza el mundo de la introspección personal, de las preguntas y los dilemas que buscan respuestas. Cualquier libro que afronte esa nueva realidad descubierta es apto para esta edad, hasta que se vaya entrando de lleno en la preadolescencia poniendo el acento sobre ellos mismos, entonces habrá que dar paso a los relatos con protagonistas comprometidos con sus propias historias y ya estamos en los catorce años (ofensa, para muchos, ser llamados niños a esa edad).

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...