‘El chico de la flecha’, una novela histórica para jóvenes

Obra de Espido Freire, cuenta las andanzas de Marco, un chico de 12 años por la cosmopolita Emérita Augusta del siglo I.

el chico de la flecha

Para enseñar Historia a los más jóvenes, no es mal camino la narrativa. Lejos de los más espesos libros de texto, con la novela aprenden sobre el pasado al tiempo que disfrutan con aventuras y se aficionan a leer. Y las hay realmente buenas, escritas por autores consagrados que hacen sus incursiones en el relato juvenil. Por ejemplo, José María Merino tiene una estupenda trilogía titulada ‘Las crónicas mestizas’, donde narra la colonización de América a través de los ojos de un muchacho de 14 años y que está conformada por ‘El oro de los sueños’, ‘La tierra del tiempo perdido’ y ‘Las lágrimas del Sol’.

Otra escritora consagrada que también cultiva la narrativa histórica juvenil es la vasca Espido Freire (Bilbao, 1974), de lo cual es buena muestra su última novela, ‘El chico de la flecha’, que acaba de publicar el sello Anaya en su colección destinada a niños y adolescentes.

Freire saltó a la fama repentinamente en 1999 al convertirse en la persona más joven en recibir el Premio Planeta. Lo obtuvo por ‘Melocotones helados’, un relato intimista protagonizado por una joven pintora que, amenazada, se va a vivir con su abuelo, gracias a lo cual podrá bucear en la historia de su familia y redescubrir las relaciones humanas. Posteriormente, aparecieron títulos como ‘Diabulus in Música’, ‘Nos espera la noche’ o ‘La flor del norte’. Con ésta última, precisamente, debutó en la narrativa histórica pues tiene como personaje principal a Kristina Haakonardóttir, princesa noruega que se convirtió en Infanta de Castilla al casarse con un hermano de Alfonso X el Sabio.

Volviendo a ‘El chico de la flecha’, en ella nos traslada a la Mérida (o Emérita Augusta) del siglo I para presentarnos a Marco, un chico de 12 años que entra en la adolescencia y que, pese a la diferencia de época, tiene inquietudes y miedos parecidos a los muchachos de hoy. Ese aprendizaje camino de la vida adulta lo hará junto a su amigo Aselo.

Pero, además, Freire muestra la vida en la urbe de la Lusitania, con su ciudadanos libres y sus esclavos, las costumbres y los entretenimientos, a veces de gran violencia pese al elevado nivel cultural que ya había alcanzado la sociedad del Imperio. En definitiva y como decíamos, ‘El chico de la flecha’ es una novela de fácil lectura donde los más jóvenes podrán verse reflejados al tiempo que aprenden sobre la vida y también un poco de Historia.

Vía: Web oficial de la autora.

Foto: Grupo Anaya.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...