“No sonrías que me enamoro” refleja las pasiones adolescentes de Blue Jeans

“No sonrías que me enamoro”, es la última entrega de Blue Jeans, donde se cuentan los síntomas del amor juvenil, reviviendo con gran maestría la época del instituto.

No sonrías que me enamoro

La última entrega de Blue Jeans (Francisco de Paula Fernández), No sonrías que me enamoro, recobra sus conocidos protagonistas de El Club de los Incomprendidos, que vuelven a sufrir los síntomas del amor juvenil, ya que el autor opina que “en la época del instituto se vive todo con muchísima pasión”.

Valeria y Raúl, los protagonistas de esta novela, han popularizado ya en Internet los “te quiamos”, una mezcla entre “te quiero” y “te amo” que el escritor inventó por casualidad durante una conversación con su novia.

Hablando con mi chica por “Skype”, mientras estaba de gira por América Latina, me equivoqué al escribir y, en vez de poner “te quiero” o “te amo”, puse “te quiamo”, una mezcla de las dos cosas”, explicaba Blue Jeans.

La época del instituto que es tan maravillosa para algunos, para otros es un auténtico calvario, pero no hay duda de que para todos es inolvidable. Y más aún porque es cuando surgen los sentimientos románticos que rivalizan con la amistad, ya que “los cambios físicos y personales que han vivido han complicado las relaciones que tienen y cómo se comportan”, comenta el autor.

Los protagonistas de la novela viven sus días rodeados por un sinfín de hormonas que no dejan sus corazones tranquilos y no pueden pensar con claridad, y aunque las parejas que se forman entre ellos se tienen verdadero afecto, aparecen otros personajes que confunden sus sentimientos.

Meri, una de las protagonistas, es uno de los personajes que más cariño tiene Blue Jeans: “Los chicos jóvenes tienen menos reparo en decir que son homosexuales. A las chicas les cuesta más trabajo: no se ven chicas lesbianas a esa edad. El libro puede ayudar a una chica así a sentirse mejor y ver que no es nada raro, que no tiene por qué esconderse. Pues eso me llena de orgullo”.

La fama del autor comenzó gracias a Fotolog, donde empezó a escribir y sus palabras llegaron a miles de internautas y pronto hasta las editoriales. “Me ha cambiado la vida por completo. Antes escribía desde una situación inestable, escribía sobre todo por la duda de si esto podría funcionar. Ahora me dedico a escribir profesionalmente, aunque creo que me queda mucho por aprender”, dice humildemente el escritor.

Mientras tanto, sus lectores esperan ansiosamente una tercera entrega que continúe con las historias de los miembros de El Club de los Incomprendidos, pero el autor aún no tiene claro cómo continuarán sus aventuras.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...