6.000 euros para Pi

La joven escritora y periodista canaria, Estefanía Morán Castellano, ha sido galardonada con el premio de Relatos en Cadena, celebrado durante los últimos 10 meses por la Cadena Ser y en el que han concurrido más de 25.000 autores.

La periodista canaria Estefanía Morán Castellano ha sido la galardonada con los 6.000 euros del concurso Relatos en Cadena que durante los últimos diez meses se viene celebrando en el programa Hoy por Hoy de la Cadena Ser, con el patrocinio de la Escuela de Escritores de Barcelona.

El programa, emitido en directo el viernes 4 de julio, hizo un repaso por los diez finalistas del certamen, los ganadores mensuales de esta segunda edición del concurso, en el que los oyentes pudieron disfrutar de la calidad literaria en tan sólo 100 palabras que grandes y jóvenes creadores españoles se atrevieron a exponer al público.

25.000 fueron, según aseguró Carles Francino durante el programa, los microrelatos recibidos en los últimos diez meses en la cadena. Sin embargo, sólo diez lograron llegar a la final. Y sólo la historia del pequeño Pi, ideada por Estefanía Morán, se alzó con el premio.

Ya apuntábamos hace unos días las posiblidades de esta escritora de ser la galardonada. No era de extrañar que una historia breve tan llena de frescura y originalidad cautivara como ninguna el corazón de los votantes de la red, así como el del jurado, compuesto por Rosa Montero, Javier Rioyo, Luis del Val, Juan González Álvaro, director general de Ediciones del Grupo Santillana, y Javier Sagarna, director de Escuela de Escritores.

“Se deslizará por el trapecio”, era la frase de iniciación obligatoria para la semana en que Morán participó en el concurso. A partir de ella, la joven escritora desarrolla una aventura entrañable y soñada a través del abismo de las matemáticas que les invito a escuchar.



Estefanía Morán, nacida en Las Palmas de Gran Canaria, tiene 33 años y trabaja como jefa de prensa de la Consejería de Turismo del Gobierno de Canarias. Su definición de sí misma, hecha como todos los autores durante la final del concruso celebrado en la Casa Encendida de Madrid, dice mucho sobre su estilo literario y sobre su mente lúcida:

¿Qué quieren que les cuente? Ya hasta en el infierno piden credenciales. Nací en Gran Canaria en 1975. Morí más tarde que pronto. ¿Mi vida? El periodismo. La rana Gustavo me enseñó un mundo de barrios sésamos por descubrir y la vida, las noches con bares de humo y resacas de playas saladas. De nocilla y gofio con plátano, a la radio, la prensa y los gabinetes. A veces escapé de la realidad, otras tonteé con ella, pero siempre tuve a la escritura como fiel amiga, con Pi como alter ego y una hipotenusa dos pasos tras de mí.

Sin embargo, este premio supone para la joven su primera incursión ante el gran público en la literatura, a la que ha estado apegada desde el silencio desde la más tierna infancia. Una pluma prometedora, un vergo ágil y un estilo al modo de los escritores abeja, esos que saben sacar miel de las más bellas flores de su alrededor, la convierten en una promesa que esperemos no se quede en el olvido y desarrolle su potencial para el disfrute de los amantes de la literatura.

De momento, su texto, junto con el resto de finalistas del concurso celebrado durante los últimos diez meses, podrá leerse pronto en una publicación que saldrá a la luz bajo el sello de la editorial Alfaguara, según anunció Francino en el último programa. Una obra que agradecerá la literatura y en la que podremos disfrutar de la difícil maestría que desarrollan los escritores de microrrelato.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...