Coleccionar juegos de mesa antiguos

Mucho antes que internet, que los videojuegos o que la televisión estuvieran aquí los juegos de mesa existían, y eran una de la formas de entretenimiento que más prefería la gente. Con el paso de los años y el avance de la tecnología la mayoría de estos juegos han sido dejados de lado por el gran público, sin embargo, algunas personas encuentran una singular belleza en estos juegos y se dedican a coleccionarlos, y cuanto más raros y más difícil de conseguir sean, más se cotizan estas piezas.

Coleccionar juegos de mesa antiguos

Los juegos de mesa han existido desde la época victoriana. Y los juegos que se conservan de aquel entonces poseen una notable calidad artística, por lo que hoy en día son objeto de colección para persona que pagan sumas muy importantes para hacerse con una de estas delicadas obras de artesanía.

Entre los diversos juegos de mesa de la época victoriana se desatacan los fabricados por la empresa McLoughlin Bros, la cual introdujo algunas innovaciones técnicas en cuanto a los materiales y a la calidad del color que hacen de estos juegos  objetos muy preciados. Debido a que datan del año 1890 y los tableros utilizados poseen una calidad artesanal tan difícil de hallar, este tipo de juegos pueden alcanzar preciosos muy elevados cuando se encuentra al coleccionista adecuado. Bulls and Bears y Hens and Chickens son algunos de los juegos fabricados por McLoughlin Bros por los que hoy los coleccionistas están dispuestos a pagar sumas importantes. El precio exacto depende del estado de conservación en el que se encuentre el material, de la rareza del juego en sí y de la calidad artística de las piezas que lo componen.

Sin embargo, no sólo los juegos de mesa de la época victoriana son el objeto de deseo de los coleccionistas. Diferente clase de personajes, de los cómics, de la televisión y del cine que han sido llevados a este terreno también han producido juegos de mesa que hoy son piezas de colección. Personajes poco conocidos para el gran público como Hopalong Cassidy, Partridge Family, Uncle Wiggly o La Isla de Gilligan (este nombre les resultará familiar a algunos) forman parte de una lista de codiciados juegos de mesa. Cabe aclarar que, muchos otros juegos de mesas populares poseen cierta demanda debido a la nostalgia de personas que jugaron con ellos en las décadas del 80, del 70 o antes, pero es fácil acceder a comprar alguna de estas piezas mediante páginas webs como eBay y similares.

Los juegos de la época de la Segunda Guerra Mundial merecen un renglón aparte, pues hay una gran demanda de este tipo de juegos. Por la calidad de los materiales, por el notable trabajo que han hechos algunos artesanos para crear las piezas de estos juegos y por otras razones, se trata de productos por los que existe mucha avidez en el mercado.

Un hecho muy singular con respecto a algunos juegos de Monopolio de la época de la Segunda Guerra es que, se dice, el servicio secreto británico pidió a los fabricantes de los juegos que incluyeran en ellos algunas piezas especiales debido a que la Cruz Roja podía hacerles llegar estos juegos a los prisioneros de guerra. Así, algunos de ellos incluyen accesorios ocultos tales como brújulas, mapas de seda y hasta dinero real, todos materiales que se intentaba hacer llegar a estos soldados para facilitarles su evasión.

Obviamente, que estos juegos de Monopolio en particular son raras joyas de colección por los que se pagan cifras muy elevadas, y más teniendo en cuenta que la mayoría de ellos fueron destruidos después de la Segunda Guerra Mundial. Entonces ¿qué estáis esperando para ir a revisar armarios y cajas viejas? Puede haber algún Monopolio de los abuelos esperando para haceros ricos.

Fuente: www.hubpages.com

Imagen 1: www.taringa.net

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...