‘El beso de la sirena negra’, de Jesús Ferrero

Jesús Ferrero es un autor consagrado. Desde su primera novela, ‘Belver Yin’, ha cosechado varios éxitos de ventas. Pero ‘El beso de la sirena negra’ es su primera narración de género negro o policiaco. Además, constituye una exploración en las zonas más oscuras de la conducta humana.

En ocasiones, las novedades editoriales vienen a cargo de autores desconocidos, a los que algunas empresas tienen la valentía de publicar. Pero, como quienes se dedican a publicar libros están para ganar dinero, una buena parte de las obras que ven la luz proceden de la pluma de escritores consagrados, como es Jesús Ferrero.

Portada de la obra

Portada de la obra

Jesús Ferrero (Zamora, 1952) cuenta ya, en efecto, con una importante carrera literaria a sus espaldas. Emigrante vocacional, residió en Ginebra y París, donde se licenció en Historia Antigua, al tiempo que trabajaba como portero de noche en un hotel.

Allí escribió su primera novela, ‘Belver Yin’ (1981), trágica historia de dos amantes en la exótica China de los años treinta y que supuso un aldabonazo importante en la narrativa española del momento, además de un gran éxito editorial. El hecho de ubicar la acción en lugar tan poco frecuente, abrió a la novela nuevos escenarios que han seguido autores posteriores. Además, Ferrero consiguió, con esta obra, recuperar la estricta narratividad, tras los experimentos de años anteriores.

Desde entonces, el zamorano ha cultivado casi todos los géneros narrativos, así como la poesía y el guión cinematográfico. Pero nunca ha abandonado del todo su gusto por lo oriental.


Uno de los pocos géneros que aún no había tocado es la novela negra. Y, precisamente, a esta orientación narrativa pertenece su última narración, ahora publicada por Editorial Siruela: ‘El beso de la sirena negra’. En ella, la aristócrata Lucía Valmorant encarga a la detective Ágata Blanc que encuentre a su hija Alize y la informe de la clase de vida que está haciendo. La primera parte del caso resulta sencilla: la joven reside en un hotel de París. Pero el problema se plantea a la hora de averiguar la segunda parte del encargo: a qué se dedica Alize.

Una calle de Zamora, ciudad natal de Jesús Ferrero

Una calle de Zamora, ciudad natal de Jesús Ferrero

Efectivamente, Ágata se verá envuelta en un círculo de dominación y deseo del que ya no podrá salir indemne. Como resume acertadamente Lucía Valmorant, ‘No le pido que indague en el alma de mi hija, sólo le pido que averigüe dónde se encuentra y qué clase de vida está haciendo’.

Todo ello, narrado con un ritmo trepidante, hace de la novela una exploración por los ámbitos oscuros del ser humano. La prosa es sencilla y clara, en la línea de Ferrero, quién aspira a crear estética con el lenguaje habitual. Sin duda, la primera incursión del autor en el género negro ha resultado afortunada.

Fotos: Portada de la obra: tomada de la web de El Corte Inglés | Zamora: Outisnn en Wikimedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...