Juan Francisco Ferré gana el Premio Herralde 2012 con su novela “Karnaval”

Juan Francisco Ferré ha sido el último ganador del Premio Herralde 2012 de literatura por su obra “Karnaval” en la que narra en tono irónico, la “caída en desgracia” del político francés Dominique Strauss-Khan.

Juan Francisco Ferré

Juan Francisco Ferré ha sido el último ganador del Premio Herralde 2012 de literatura por su obra “Karnaval” en la que narra en tono irónico, la “caída en desgracia” del político francés Dominique Strauss-Khan. Con su anterior novela, “Providence”, quedó finalista en la convocatoria del 2009 de estos mismos premios, pero este año por fin ha conseguido el primer puesto entre más de 400 aspirantes. El concurso, convocado por la editorial Anagrama, fue resuelto el pasado 4 de noviembre y el autor recibió una retribución en metálico de 18.000 euros.

Las obras de Ferré están inspiradas en temas actuales de gran relevancia social, aunque siempre tratadas con una gran dosis de sarcasmo. Así lo reconoce en una entrevista concedida a la Agencia Efe; “La literatura, como forma de arte, no debe tener ningún complejo ante la realidad, que es tan estimulante como las invenciones, además de que la literatura sirve también para transformar la realidad”.

Son ese tipo de transformaciones las que observamos en otras de sus novelas como: “La fiesta del asno”(2005) en la que abordó el terrorismo perpetrado por ETA y también en la ya mencionada “Providence” que a través de la perversa visión de Álex Franco, cineasta español en torno al que gira la novela, el autor se adentra en la América de Bush y en los ataques terroristas del 11-S.

En ningún momento la realidad me obstaculiza, sino que me estimula para ir más allá, la realidad es un punto de partida para llegar más lejos“, ha añadido el escritor.

Pero volviendo a su última obra, Ferré asegura haberla escrito en los mismos días que tuvo lugar el escándalo de Strauss- Khan, en el que el político francés, antiguo director del Fondo Monetario Internacional (FMI) y considerado uno de los hombres más poderosos del mundo, saltó a los titulares mundiales al ser detenido en un avión cuando se disponía a regresar a su país, acusado de violar a una trabajadora emigrante de raza negra en una lujosa habitación de un hotel de Nueva York. Ferré afirma que Strauss por aquel entonces se transformó “en alguien que había caído muy bajo, con un desprestigio y una impopularidad que lo convirtieron en un apestado“.

Quizá fuera por eso último o por la proximidad de fechas, por lo que Ferré decidió combinar la historia ya mencionada de DSK (siglas del ex-director francés, que se asemejan mucho al nombre del protagonista de la novela, DK) con los movimientos revolucionarios de los Indignados del 15-M (surgidos un día después del escándalo sexual).

Este personaje tan poderoso, al caer desde las alturas (…), se transformará en un gran enemigo del sistema desde dentro y pasará a liderar ese movimiento de indignados“, puntualiza el autor malagueño.

Con un gran sentido del humor, Ferré convierte a Strauss en un indignado más, que intentará transformar el sistema desde dentro. Además, en la obra el autor reflexiona sobre lo que significa ser alguien poderoso en esta época, y expresa el deseo revolucionario de cambiar el estado de las cosas. “Karnaval” no es sólo una comedia que entremezcla temas aparentemente dispares, sino que pretende ser un panfleto político que lanza un ataque contundente al neocapitalismo. De hecho, cuando el jurado falló a favor de esta novela, la calificó como “Una fábula perversa sobre la sexualidad como desmesura y como ejercicio de dominio y depredación, y una sagaz y feroz indagación sobre la hipocresía, la manipulación y las dobles morales de las desinformadas sociedades actuales“.

El autor ha confesado que si Strauss supiera castellano, estaría encantado de regalarle un ejemplar de su libro:
Si Strauss-Khan leyera español le haría llegar mi novela no debe haber nada más satisfactorio para un personaje público que verse convertido en materia de arte, de literatura, eso debe satisfacer su ego“, comentaba Ferré confiado de que próximamente habrá una traducción al francés de “Karnaval”.

Aunque el escritor no parece muy seguro de que Strauss-Khan sea capaz de verse identificado completamente con el personaje, “En unas cosas sí, en otras dirá que no es él, como aquel cuadro de Magritte que se titula ‘Esto no es una pipa'” argumenta el malagueño.

Y es que ha advertido, que se ha tomado “todas las libertades” con el personaje de DK, además en el capítulo que para los expertos, es lo mejor de la novela, ha evocado un falso documental donde entrevista a personajes reales, como Philip Roth, Michel Houellebecq o Beatriz Preciado para que den su opinión acerca del caso. Igualmente, esta encuesta ficticia ha sido para Ferré “una apuesta por desacreditar todos los lenguajes que aseguran decir la verdad” y tratar de reflejar “un mundo en el que no hay una verdad única“.

Juan Francisco Ferré nació en 1962 en la provincia de Málaga, ciudad en la que reside actualmente. Durante siete años, ha sido profesor de narrativa en una universidad de EE.UU, país con el que ha confesado tener una “relación de amor-odio“. Por ejemplo aclara que, en el ámbito cultural e intelectual hay ciertos aspectos que le “entusiasman” sin embargo detesta la cada vez mayor “influencia del capitalismo en la vida humana“.

En la universidad el clima es más estimulante que en España, el alumnado es mucho más activo, y enseñar allí es una experiencia muy enriquecedora porque te obligan a aprender tanto como enseñas tú“, ha concluido en la entrevista. En definitiva, “Karnaval” con K, es una obra que relata los excesos, los pecados y los males que afectan a esta sociedad contemporánea y que nos son desvelados a través de esta máscara carnavalesca.

Imagen: EFE

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...