‘Un hombre, cinco balas’, de Carlos Aguilar

Una historia crepuscular sobre un maduro sheriff que pretende ser un homenaje al “Spaghetti western” y a los actores que lo hicieron posible.

Escenario del oeste

En 1967, Giulio Petroni estrenó un “spaghetti western” titulado ‘De hombre a hombre’. En él, un niño ve con pavor desde su escondite como una banda de forajidos matan a toda su familia. Quince años después y ya convertido en hombre, los perseguirá sin descanso para vengarse. En esa cinta, el papel protagonista era interpretado por el actor norteamericano John Phillip Law (Hollywood, 1937-2007) y ahora su íntimo amigo Carlos Aguilar (Madrid, 1958) ha escrito ‘Un hombre, cinco balas’, novela que sigue a aquellos personajes años después del fin de la película.

Además, en los últimos tiempos asistimos a un cierto revival de la narrativa del oeste. Buena muestra de ello es la colección ‘Frontera’, compuesta por clásicos del género como ‘Centauros del desierto’ de Alan Le May o ‘El árbol del ahorcado’ de Dorothy M. Johnson, que está publicando la editorial Valdemar.

En cualquier caso, Carlos Aguilar es un experto historiador cinematográfico que ha publicado libros como la ‘Gran Enciclopedia del Video Cine’, ‘Sergio Leone, el hombre, el rito, la muerte’ o ‘Antología crítica del cine español’ y que colabora con instituciones como la Filmoteca Nacional. En cuanto a su faceta de narrador, ha publicado tres novelas policíacas –‘Nueve colores sangra la luna’, ‘Simbiosis’ y ‘La interferencia’– y un relato de asunto cinematográfico titulado ‘Coproducción’ sobre un joven cineasta que se propone recuperar el “Spaghetti Western”. No obstante, todas estas obras tienen al cine como trasfondo argumental.

Por su parte, ‘Un hombre, cinco balas’ se propone rendir homenaje a este género cinematográfico y también a su amigo Law. Así, la historia empieza -como decíamos- varios años después del momento en que terminaba ‘De hombre a hombre’ y nos muestra a un maduro sheriff que sufre pesadillas con enemigos del pasado. Sus miedos cobran forma cuando cinco de ellos se asocian para ir en su busca y vengarse de él.

La trama contiene todos los ingredientes del género: perversos villanos, héroes que no lo son tanto, mujeres apasionantes y violencia. Además, el libro cuenta con ilustraciones que muestran a los personajes pero, a diferencia de los dibujos clásicos, en ‘Un hombre, cinco balas’, se trata de fotogramas de los grandes “spaghetti westerns” a modo de homenaje. Porque Aguilar es muy crítico con las últimas aportaciones que el cine ha hecho al género del oeste. Sin ir más lejos, ha señalado que ‘Django desencadenado’, la cinta de Quentin Tarantino, le parece, literalmente, “un insulto al western”.

Fuente: Web oficial del escritor.

Foto: Emilio del Prado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...