Un libro para los apasionados por la novela negra: La Ira

La ira, un relato policial para los amantes de este género. Un relato que te atrapará desde la primera línea.

La ira: un relato para los amantes de las novelas policiales

Para los amantes de las novelas negras, género el cual se está extendiendo por todo el mundo como la corriente literaria que en mayor medida se encarga de enganchar al lector, nos llega la tercera entrega de una obra escrita por Zygmunt Miloszewski: La Ira.

Esta es la tercera y última novela que tiene como protagonista al fiscal Szacki, un personaje que al final será muy comprendido y con enormes sentimientos de solidaridad por todos nosotros.

Si bien estamos hablando de una tercera entrega, no es necesario haber leído las dos anteriores para poder disfrutar de esta. Pues los detalles que nos estaríamos perdiendo de su vida personal serían muy mínimos. Así que ¡vamos!, no hay de qué preocuparse.

Teodor Szacki: un gran investigador

Para familiarizarse un poco con Teodor Szacki, este es el típico investigador que es un gran ejemplo en el ejercicio de su labor.

Sin embargo, para el momento en que transcurrirá la historia no veremos su mejor versión. El protagonista no solo sucumbirá a esa fragilidad, sino que también las cosas a su alrededor no serán muy positivas y eso afectará su presente a la hora de enfrentarse a un despiadado criminal.

Ahora bien, el fiscal tendrá entre sus manos un asunto de violencia y maltrato sobre una mujer, algo que el propio Szacki ha sabido cómo manejar bajo los patrones habituales de defensa a la víctima.

Pero, ¡mucho cuidado!, en esta oportunidad algo se le terminará escapando en este caso, ya que el hecho de omitir una serie de detalles importantes acabará por desencadenar una serie de sucesos macabros.

Esta es una novela que te irá capturando con el pasar de los capítulos. Tanto el lector como Szacki deberán ir enlazando cada uno de los detalles como es debido para ir resolviendo el caso.

¿Cómo será eso posible? La cadena de asesinatos estará apuntando a una brillante mente criminal, por lo que Teodor necesitará mantener un equilibrio tanto en el ámbito personal como laboral.

Y es que de no lograrlo podría terminar fracasando de forma estrepitosa, cargando sobre su conciencia las múltiples muertes debido a su ineficacia.

La Ira, además de ser una novela muy entretenida, nos deja un mensaje para reflexionar. En otras palabras, el uso de este género sirve para hacer una denuncia social tanto en la violencia doméstica como en las reacciones por parte de las administraciones públicas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...