‘Crónica de un tiempo perdido’, de Giuseppe Cesare Abba

Un libro sobre el devenir de Europa en el siglo XIX contado por uno de los protagonistas de la unificación de Italia en 1870.

Estatua Giuseppe Garibaldi

Para escribir sobre Historia hay que documentarse abundantemente y procurar ser objetivo. Sin embargo, no cabe duda de que las personas más autorizadas para hacerlo son aquellos que han vivido lo que cuentan puesto que, si bien pierden la objetividad que produce el distanciamiento, añaden a su relato la vivacidad de la experiencia. No en balde, por ejemplo, una de las mejores historias de la Segunda Guerra Mundial que se han escrito corresponde a Winston Churchill.

Algo parecido ocurre con el italiano Giuseppe Cesare Abba (Cairo Montenotte, 1838-1910) y ‘Crónica de un tiempo pasado’. Porque éste abandonó muy joven sus estudios de Bellas Artes para alistarse en el ejército de Garibaldi que trataba de unificar e independizar Italia.

Con él llevó a cabo la mítica expedición de los «Mil camisas rojas» al Reino de las Dos Sicilias y a su lado –salvo alguna interrupción- se mantuvo hasta 1870 cuando el país transalpino consiguió su proyecto nacional. Finalmente y varias veces condecorado, se retiró para dedicarse a escribir aunque todavía sería senador por un breve espacio de tiempo. Toda su producción literaria está formada por textos ensayísticos y memorias de tipo histórico. Entre sus obras destacan ‘Anotaciones de uno de los Mil’, ‘Cosas vistas’, ‘Recuerdos y meditaciones’ o ‘Cosas garibaldinas’.

Idéntico carácter tiene ‘Crónica de un tiempo perdido’, que fue uno de los últimos trabajos de Abba. Está considerada como una de las mejores historias europeas de las letras italianas en lo que respecta al paso del siglo XIX al XX, con todas sus brutales sacudidas, como la caída del Imperio Austro-Húngaro que tanta importancia había tenido en el pasado transalpino o la Primera Guerra Mundial.

Pero ‘Crónica de un tiempo perdido’ es mucho más que eso. Definida por Leonardo Sciascia como una «matrioska» (esas muñecas rusas que van una dentro de otra), el libro ofrece, en efecto, varias capas. En términos generales, puede leerse como una historia europea de la época pero más encanto tiene la parte que dedica a describir a personajes y tipos sociales así como lugares del Piamonte. A todo ello colabora una hábil construcción literaria. En suma, la obra de Abba es un magnífico testimonio de una etapa crucial para la Historia del Viejo Continente, un tiempo en que las naciones aparecían y desaparecían con facilidad y que sentó las bases del mundo que conocemos hoy.

Vía: Editorial Periférica.

Foto: Leoplus.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...