Cuando Rilke visitó Toledo

El gran poeta checo estuvo en la ciudad castellana en 1912 y quedó tan fascinado por ella y por la figura de “El Greco” que les dedicó varias composiciones a ambos.

Vistas Toledo

El checo Rainer María Rilke (Praga, 1875-1926) es considerado uno de los grandes poetas de la Literatura Universal. Fundamentales son sus ‘Sonetos a Orfeo’ y, sobre todo, sus ‘Elegías de Duino’ (así tituladas porque comenzó a escribirlas en el castillo de ese nombre, cercano a Trieste), un libro compuesto por diez poemas cuyo tema central es el ser humano en toda su extensión. También cultivó la prosa con obras como ‘Cartas a un joven poeta’ y ‘Los cuadernos de Malte Laurids Brigge’, ésta última una novela autobiográfica de tinte existencial y estilo expresionista.

Como extraordinario escritor que fue, su vida ha sido sobradamente estudiada. Así, sabemos de su cruel estancia en la Escuela Militar de Sankt Pölten, de su relación con Lou Andreas Salomé, de su estancia en la colonia de artistas de Worpswede y de su espíritu viajero.

Sin embargo, hay un pasaje de su biografía que no ha sido todo lo divulgada que debiera y es su estancia en España, durante la cual quedó cautivado especialmente por Toledo y “El Greco”. No en balde, un mes más tarde de visitar la urbe castellana y estando en la malagueña de Ronda escribía: “Desde Rusia, nada me había producido tanta conmoción y crecimiento interior como Toledo”. Rilke fue -como decíamos- un impenitente viajero y a la ciudad del Tajo llegó en 1912. Estuvo unos días y después pasó por Córdoba y Sevilla para llegar a la citada Ronda, en la que permaneció unos meses (allí escribió, según se dice, la sexta de sus ‘Elegías de Duino’).

Pero Toledo va indisolublemente ligado, tanto como a su Historia y sus monumentos, a la figura de Doménikos Theotokópoulos, más conocido por “El Greco” (Candía, Grecia, 1541-1614), uno de los más grandes pintores del Arte Universal. Y éste ejerció en Rilke tanta impresión como la propia ciudad. Desde aquel momento, el autor checo dedicó mucho tiempo a estudiar su figura y escribió no pocos poemas y textos en prosa sobre ambos.

Precisamente ahora la editorial Nórdica ha preparado una edición de estas composiciones seleccionadas por Juan Andrés García Román y acompañadas por ilustraciones de la dibujante y diseñadora Eva Vázquez, otra enamorada de Toledo. Se trata de un precioso libro cuya publicación, además, coincide con los fastos organizados para conmemorar el cuarto centenario de la muerte de “El Greco”, pintor toledano por excelencia y eje de la admiración de Rilke.

Vía: ‘El País’.

Foto: Jim Linwood.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...