‘El sombrero del cura’, de Emilio Marchi

Esta obra del escritor milanés inició la narrativa policíaca en Italia, donde se bautizó al género como “giallo”.

Libro El sombrero del cura

Cuando hablamos de los orígenes de la narrativa policíaca, tenemos en cuenta a los norteamericanos con Edgar Allan Poe, a los ingleses con Wilkie Collins y Arthur Conan Doyle e incluso a los franceses con Maurice Leblanc, creador del ladrón de guante blanco Arsène Lupin. Pero no acostumbramos a reparar en otras literaturas donde también hubo pioneros del género. Así, en lo que respecta a la italiana, hubo igualmente un iniciador que tuvo mucho éxito en su país.

Se trata de Emilio de Marchi (Milán, 1851-1901) quien, efectivamente, fundó el “giallo”, nombre con el que se bautizó la novela policíaca al estilo transalpino. Lombardo como Alessandro Manzoni, fue una destacada figura de la intelectualidad milanesa como integrante de la “Scapigliatura”, movimiento de superación del Romanticismo cuyo epicentro se situaba, justamente, en Milán.

Marchi ejerció el periodismo y cultivó todos los géneros literarios, desde el ensayo hasta el teatro pasando por la narrativa. Generalmente se considera a ‘Demetrio Pianelli’, novela publicada en 1890, como su obra maestra. El protagonista intenta ayudar a la esposa e hijos de su hermano Cesare, quien se ha suicidado a causa de las deudas contraídas para contentar a su mujer. Se trata, por tanto, de un retrato de la incipiente clase media milanesa que aspiraba a vivir por encima de sus posibilidades. Otras novelas de Marchi fueron ‘Rediviva’ y ‘Giacomo el idealista’. Pero, antes de todas éstas y volviendo a la narrativa detectivesca, publicó ‘El sombrero del cura’, con la que se inauguraba el género en Italia.

Ambientada en Nápoles, está protagonizada por el aristócrata Carlo Coriolano, quien tras una vida disipada, se halla en la más absoluta miseria. Para aliviar su situación, decide asesinar a don Cirilo, un siniestro sacerdote que tiene la usura como negocio. Planea el crimen perfecto pero olvida un detalle: el sombrero del cura, una pista que puede desenmascararle.

Atormentado, no por el remordimiento, sino por el temor a que esa pieza oriente a la policía tras sus pasos, Coriolano va cayendo en una especie de proceso alucinatorio que cada vez será más profundo. La novela, genuinamente detectivesca, toma así mismo y con acierto elementos de la narrativa psicológica e incluso de la gótica y resulta enormemente interesante. Buena prueba de ello es el éxito que obtuvo en su tiempo, con traducciones a varios idiomas y unas ventas excepcionales. En España, contamos con una reciente edición del sello Ginger Ape Books & Films.

Vía: ‘Italia Libri’.

Foto: ‘Amazon’.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...