‘El último castillo’, de Jack Vance

Considerada una de las más brillantes obras del autor norteamericano, obtuvo los premios Nébula y Hugo a la mejor novela corta.

Libro de Jack Vance

Dos revistas marcan el inicio de la llamada «edad de oro» de la ciencia ficción: una es ‘Amazing Stories’, fundada por Hugo Gernsback, y la otra ‘Astounding Science Fiction’, editada por John W. Campbell. En ellas escribieron figuras de la talla de Howard Phillips Lovecraft, Robert Bloch, Isaac Asimov, Arthur C. Clarke o Robert A. Heinlein, quienes elevaron el género a categoría literaria. Pero, inmediatamente después de ellos, llegaron otros autores que configuraron la «edad de plata» de la fantasía.

Entre éstos últimos se encuentra John Holbrook Vance, más conocido como Jack Vance (San Francisco, 1916-2013), novelista prolífico que, además de la ciencia ficción, cultivó con éxito la narrativa policíaca y que utilizó pseudónimos como «John van Sede» o «Jay Kavanse».

Claro que antes de dedicarse a la Literatura fue un verdadero trotamundos. Abandonó pronto sus estudios para trabajar en empleos tan diversos como electricista o marino. Finalmente, retornó a la universidad para graduarse en Ingenieria y Periodismo. Al tiempo, comenzó a escribir. Su primera novela fue ‘La tierra moribunda’, que daría título igualmente a una tetralogía completada con ‘Los ojos del sobremundo’, ‘La saga de Cugel’ y ‘Rhialto el prodigioso’ y que nos lleva a un futuro en que nuestro planeta ha llegado a sus últimos días y se halla dominado por la magia en vez de la ciencia.

Sería el principio de una fructífera carrera plagada de sagas y ciclos como el de Alastor, con novelas como ‘Trullion: Alastor 2262’, el de Durdane, con títulos como ‘El hombre sin rostro’ o la serie de ‘Los príncipes demonio’. Por su parte, ‘El último castillo’, publicada en 1966, es una de sus mejores obras. Con ella obtuvo los premios Nébula y Hugo a la mejor novela corta.

Nos lleva a un escenario fantástico en el que la Humanidad es una suerte de aristocracia que tiene a su servicio, como esclavos, a diferentes razas extraterrestres. Sin embargo, una de éstas, los Meks, se rebela y empieza a atacar a los humanos quienes, adocenados por la vida cómoda, no responden. Solamente uno de ellos llamado Xanten y perteneciente al castillo de Hagedorn, es partidario de defenderse. En consecuencia, deberá buscar a otros congéneres que sean partidarios de sus tesis para organizar la resistencia. Presentada por Vance como una simple novela de aventuras, es verdaderamente interesante como tal pero también como relato de ciencia ficción tanto por la imaginación que destila como por la calidad literaria de su autor.

Vía: Web oficial del escritor.

Foto: Chris Drumm.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...