‘En las fronteras del Far-West’, de Emilio Salgari

Popular por sus novelas de aventuras marinas, especialmente las protagonizadas por Sandokán, el escritor italiano también se atrevió con el Oeste americano.

Lejano Oeste

Muchos años antes de que Sergio Leone y sus discípulos rodasen en Italia sus famosos spaguetti western, hubo otro transalpino de imaginación desbocada que escribió relatos ambientados en el lejano oeste. Y, si de escritores italianos con gran capacidad inventiva hablamos, no podía tratarse de otro que de Emilio Salgari (Verona, 1863-1911), el más destacado narrador de aventuras que haya dado su país y uno de los autores más leídos del mundo.

Comparable por su imaginación a Julio Verne, también como éste sentía una gran pasión por el mar. De hecho, estudió en el Instituto Técnico y Naval de Florencia y, aunque nunca llegó a ser navegante como Joseph Conrad, a él debemos algunos de los más extraordinarios relatos de aventuras marinas de la Literatura.

Especialmente interesante en este sentido es su serie titulada ‘Los piratas de Malasia’, compuesta por un buen número de novelas y protagonizada por su mejor creación: Sandokán. Es éste un príncipe de Borneo desposeído de su trono por los ingleses, a los que jura venganza. Desde entonces y bautizado como “el Tigre de Mompracem”, surca los mares con su lugarteniente Yáñez y un puñado de fieles más dedicándose a la piratería y causando estragos entre los británicos. Aunque el más conocido, no es éste el único ciclo de aventuras en el mar que escribió Salgari.

Especialmente destacables son, así mismo, los relatos agrupados bajo el título de ‘Piratas de las Antillas’, cuyo héroe, en este caso, es Emilio di Roccanegra, “el Corsario negro”, un aristócrata italiano que ha jurado venganza contra Van Guld, Gobernador de Maracaibo, que asesinó a sus hermanos. Menos conocidas son las novelas de Salgari ambientadas en el Oeste americano. A ellas pertenece ‘En las fronteras del Far-West’, donde nos encontramos a un pelotón de cincuenta soldados que, al mando del coronel Devandel, defienden “La Garganta del Funeral” ante los indios. Su misión es muy importante ya que con su resistencia impiden que los Sioux dirigidos por Jalta se reunan con los Cheyennes de Mano Izquierda y los Arapahoes de Caldera Negra.

Realmente, no puede decirse que la novela diste mucho de las ambientadas en el mar. Lo único que cambia es el escenario, pues lo demás es idéntico: héroes valerosos y aventuras a raudales. Salgari dio con una fórmula de éxito y continuó con ella. Gracias a que lo hizo, millones de muchachos de todo el mundo han disfrutado con sus historias.

Fuente: Biografías y Vidas.

Foto: Nicolás Hoizey.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...