Odessa, de Frederick Forsyth, una venganza aplazada

Quizá el aforismo que señala que la realidad supera a cualquier ficción sea el que explique por qué muchos corresponsales periodísticos se convierten en novelistas de éxito. Uno de ellos es el británico Frederick Forsyth, que, en ‘Odessa’, nos narra una venganza apalazada en el tiempo.

Dice un viejo aforismo que la realidad supera a cualquier ficción. Quizá por ello, muchos periodistas acostumbrados a presenciar acontecimientos sorprendentes o, sencillamente, históricos, se pasan a la narrativa para convertirse en creadores de auténticos superventas. Cronista de guerra fue, por poner un sólo ejemplo ilustrativo, Arturo Pérez-Reverte pero la nómina de ellos sería muy extensa.

También el inglés Frederick Forsyth (Ashford, 1938) se dedicó al periodismo en su juventud. Fue, en concreto, el hecho de hallarse presente el día que atentaron de modo fallido contra el general De Gaulle en 1962 el que le animó y facilitó el tema para escribir su primera novela, que rápidamente se convirtió en un gran éxito de ventas.

Frederick Forsyth

Frederick Forsyth.

Se trata de ‘El día del Chacal’ o, sencillamente, ‘Chacal’ y sorprende el hecho de que fuera redactada en tan sólo treinta y cinco días, durante el año 1971. Narra la historia de un asesino profesional que es contratado por un grupo terrorista francés (la O.A.S., que existió realmente) para acabar con la vida de De Gaulle. Anteriormente, Forsyth había sido corresponsal de la BBC británica en Biafra para contar su independencia respecto a Nigeria. Sería la primera polémica del escritor que siempre se ha caracterizado por ser políticamente incorrecto: sus crónicas se consideraron demasiado favorables a los independentistas y fue despedido, aunque continuó en la zona trabajando por libre.

Por su parte, ‘El expediente Odessa’ u ‘Odessa’ es su segunda novela y también constituyó un gran éxito. El título alude a las iniciales del nombre de la organización que agrupaba a los antiguos miembros de las SS hitlerianas. La trama se inicia en 1963, concretamente el mismo día en que asesinaron a Kennedy. El reportero Peter Miller, mientras escucha la noticia, tiene conocimiento del suicidio de un hombre judío, Salomón Tauber, que ha dejado un diario donde narra su triste peripecia en el campo de concentración de Riga. En él, habla del gobernador del centro, un cruel nazi llamado Roschmann.

Precisamente, Miller, cuyo padre había sido militar del ejército alemán, tiene una cuenta pendiente con Roschmann y emprende una búsqueda que le hará recorrer muchos kilómetros. La novela posee el mismo desarrollo compositivo que le ha dado tanto éxito a Forsyth: una abundante base documental, realismo psicológico y una perfecta dosificación de la intriga. Se trata, en suma, de una buena novela que capta la atención del lector desde la primera página para no liberarlo hasta el desenlace final.

Fuente: Web oficial del escritor.

Foto: Das Blaue Sofa.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...