‘Bajo la piel del castor’, de Gerhart Hauptmann, crítica al militarismo prusiano

El dramaturgo Gerhart Hauptmann fue el introductor del Naturalismo en Alemania con sus piezas de crítica social. Premio Nobel en 1912, más tarde ý sin abandonar esta corriente, introdujo en sus textos la indagación en la conducta moral de los individuos. Por su parte, ‘Bajo la piel del castor’ se halla a medio camino entre ambas etapas.

Museo Gerhart Hauptmann

Museo Gerhart Hauptmann en Erkner

Puesto que la unificación alemana fue dirigida con mano férrea por el canciller prusiano Otto von Bismarck, la nación resultante de este proceso tenía, por fuerza, que heredar todas las virtudes y los defectos del sistema vigente en Prusia. Entre éstos últimos, quizá el más evidente fuera la potencia del estamento militarque, en la práctica, dirigía una dictadura que había establecido un estado policial. Consecuentemente, los ciudadanos eran vigilados y carecían de libertad.

En este periodo de formación de Alemania, ambienta Gerhart Hauptmann (Obersalzbrunn, actual Szczawno Zdrój, 1862-1946) su drama ‘Bajo la piel del castor’. Premio Nobel de Literatura en 1912, Hauptmann es considerado el introductor del Naturalismo en su país y, en efecto, sus primeras obras responden a esta corriente literaria.

Así ocurre con la considerada su pieza maestra, ‘Los tejedores’, drama social que presenta el levantamiento de este gremio obrero de Silesia acaecido en 1844. Sin embargo, pronto añadió a este Naturalismo puro el interés por el estudio moral del individuo en particular y de la sociedad en general. Ello se aprecia en obras como ‘El carretero Henschel’ y ‘Rose Bernd’. A causa de estos rasgos, los estrenos de sus dramas casi siempre constituyeron un escándalo y le granjearon fama de escritor radical, aunque su biografía nos muestra, más bien, a un intelectual aristocrático poco comprometido con los vaivenes políticos de la Alemania de su tiempo. De hecho, la más grave complicación de su vida se produjo tras la Segunda Guerra Mundial, cuando, con la creación de la nueva Polonia, se intentó expulsarlo de su Silesia natal.

Por su parte, ‘Bajo la piel del castor’ se halla a medio camino entre sus dos etapas creativas, pues a la crítica social añade la indagación en las motivaciones del individuo. Se desarrolla en Erkner, un pequeño suburbio de Berlín donde el propio Hauptmann vivió varios años, y fue definida por su autor como «una comedia de ladrones».

Su protagonista es la señora Wolf, una suerte de «madre coraje» que, para evitar el hambre a los suyos, no duda en recurrir al robo y a la mentira. Pero no es la única. Los habitantes de la otrora idílica villa de pescadores protestan por la situación de paro que los condena a la miseria. Ante la presión del poderoso estamento militar, el régimen trata de acallarlos convirtiendo así a la localidad en símbolo de resistencia. Se trata, en suma, de una dura crítica a la sociedad germana de la época y, en especial, a su rígido militarismo.

Fuente: Nobel Prize.

Foto: Dierk Schaefer.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...