‘Filomeno a mi pesar’, el humor de Gonzalo Torrente Ballester

Uno de los novelistas más importantes de las últimas décadas en España, Torrente Ballester poseía una vena satírica y humorística que se aprecia muy bien en la tragicomedia ‘Filomeno a mi pesar’.

Biblioteca de la Fundación Torrente Ballester

Biblioteca de la Fundación Torrente Ballester presidida por una curiosa fotografía del escritor

Entre los novelistas españoles de posguerra, tres destacan sobre los demás por su amplia y fructífera carrera: Camilo José Cela, Premio Nobel de Literatura en 1989; Miguel Delibes, autor entre otras de ‘El camino’ y ‘Los santos inocentes’, y Torrente Ballester, cuya trayectoria narrativa abarca desde la inicial ‘Javier Mariño’, de 1943, hasta ‘Doménica’, publicada en 1999.

Además, Gonzalo Torrente Ballester (Ferrol, 1910-1999) es quizá de entre ellos quién mejor supo adaptarse a los cambios que, a lo largo de estos años, se han venido produciendo en las técnicas novelísticas. Incluso se atrevió con audacias experimentales como las presentes en ‘La saga/fuga de J.B.’, historia del milenario pueblo de Castroforte del Baralla escrita siguiendo esas corrientes renovadoras a las que, al tiempo, parodia de forma magistral.

Y es que, probablemente, el autor gallego es, así mismo, quién mejor supo utilizar la ironía literaria. Muestra de ello son la sátira histórica ‘Crónica del rey pasmado’ y ‘Filomeno a mi pesar’. Ésta última, publicada en 1988 y galardonada con el Premio Planeta ese mismo año, narra la biografía de Filomeno Freijomil, un señorito gallego de origen portugués que afronta la vida con una mezcla de candidez y sorpresa. Como debe hacerse cargo del negocio familiar, es enviado a Londres para formarse trabajando en un banco. Entonces tiene que abandonar sus veleidades literarias, hasta entonces objeto de sus esfuerzos.

Muy «a su pesar», lleva una vida azarosa, recorriendo Europa y estableciendo relaciones que nunca llegarán a cuajar. Durante la Guerra Civil, se refugia en su villa de Portugal y, una vez acabado el conflicto, retornará a Galicia. Allí, tras tantos años, recordará a Belinha, una muchacha que fue criada de su familia y con la que mantuvo una imposible relación.

Junto a la peripecia de Filomeno, que combina y armoniza a la perfección lo trágico y lo cómico, asistimos indirectamente al devenir de la historia europea de esos convulsos años para conformar con todo ello una novela excelente en la que el estilo irónico de Torrente Ballester brilla de forma especial. Se trata de una obra muy distinta de su monumental trilogía ‘Los gozos y las sombras’ pero también de muy estimable calidad literaria. No en balde, su autor recibió galardones como el Premio Cervantes y el Nacional de Literatura y es considerado –como decíamos- uno de los grandes novelistas de las letras españolas del siglo XX.

Fuente: Club Cultura.

Foto: Xornalcerto.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...